Inundaciones

La banca alemana rehusa condonar las deudas de las empresas tras las riadas

La banca alemana ha rechazado la petición del ministro alemán de Economía, Werner Müller, de perdonar las deudas de las empresas afectadas por la crecida del Elba, que devastó vastas regiones del este.

El gerente de la Federación Alemana de la Banca, Manfred Weber, ha asegurado hoy que una condonación general de las deudas de las empresas no es ni legalmente posible ni tiene sentido desde el punto de vista económico, y ha recordado que los bancos tienen que responder de su gestión ante su accionariado y su clientela. "Los bancos no podemos renunciar a obligaciones contraídas", declaró al diario Freie Presse.

Weber apuntó, asimismo, que en la reunión mantenida la pasada semana entre representantes de la banca y el ministerio de Economía no se acordó una condonación general, sino únicamente la suspensión temporal del pago de intereses de los créditos pendientes.

Hasta ahora, las diversas cuentas abiertas para donativos a los afectados por las inundaciones se han recogido más de 200 millones de euros, en su mayoría procedentes de la población.

El Gobierno federal se propone paliar los enormes daños derivados de las inundaciones -aún por cuantificar, pero estimados entre 15.000 y 20.000 millones de euros- aplazando un año las rebajas fiscales, que en principio iban a entrar en vigor el próximo enero, así como con un aumento del impuesto sobre sociedades. Asimismo, el Ejecutivo de Schröder espera contar con el retén de fondos estructurales de la Unión Europea que aún no estén comprometidos para otros fines.