Bolsa

Vivendi sube en Bolsa tras anunciar que mantendrá sus activos clave

La acción de Vivendi, que había perdido un 45% de su valor la semana pasada, se recuperó ayer con fuerza y cerró a 11,39 euros, un 22,5% por encima del cierre anterior, aunque todavía por debajo de lo que valía el miércoles pasado. El presidente del grupo francés lanzó un mensaje tranquilizador sobre el futuro de la empresa, cuya deuda fue degradada por las agencias Moody's y S&P hasta el nivel de basura.

Fourtou, nombrado hace un mes tras la caída del polémico Jean-Marie Messier, afirma en su carta a los accionistas y trabajadores que, aunque la situación del grupo es delicada, ya ha determinado cuál es 'el camino de la recuperación'. La pasada semana, Vivendi dio a conocer unas pérdidas de 12.300 millones de euros en el primer semestre.

Para paliar la falta de liquidez del grupo, Fourtou dijo que espera recibir 'como muy tarde a final de septiembre' un préstamo de 2.000 millones de euros, adicionales a los 1.000 millones ya dados por siete entidades financieras. Las condiciones de la banca son aceptadas por el consejo, precisó.

El préstamo alejaría el riesgo de insolvencia que atemoriza al mercado. Algunos analistas consideraban que, sin inyecciones inmediatas, Vivendi sólo podría hacer frente a sus obligaciones durante algunas semanas.

El grupo francés prevé vender activos por valor de 10.000 millones de euros, la mitad de los cuales deberán obtenerse en los próximos nueve meses. Esa cantidad permitiría a la antigua Générale des Eaux reducir su deuda y recuperar un rating de triple B por parte de las agencias de calificación de riesgos, explica Fourtou.

El nuevo presidente trata de acallar las especulaciones sobre la venta de activos estratégicos del grupo, tras los rumores de que se desharía de los estudios cinematográficos Universal, la gran apuesta de Messier. Su sucesor afirma con rotundidad que no están en venta ni Vivendi Environnement -la división de servicios públicos que incluye el agua, el negocio original del grupo-, ni Vivendi Universal Entertainment (VUE) -que incluye la cinematográfica-, ni el negocio de música en EE UU, ni tampoco el 49% del nuevo Canal +.

Tampoco se prevé vender la participación en la operadora de telecomunicaciones Cegetel -que es rentable pero al estar participada al 44% no consolida en las cuentas del grupo- ni el negocio de publicaciones, que integra las revistas L'Express-Expansion, las editoriales Bordas y Nathan y los diccionarios Petit Robert y Larousse.

La única excepción es la puesta en venta -que a Fourtou le causa 'dolor'- de la editora Houghton Mifflin, especialista en libros escolares y juveniles que publica las aventuras de Harry Potter.

El nuevo ejecutivo de Vivendi sugiere, sin embargo, que el grupo tiene que tomar decisiones estratégicas, entre ellas, si se centra en los medios, en las telecomunicaciones o en los servicios públicos que presta Vivendi Environnement. 'Todas las opciones son posibles, pero no a la vez', dijo.

Vodafone se quedará sola en Vizzavi

El operador de telefonía Vodafone y Vivendi confirmaron ayer que están negociando la salida del grupo francés del portal de Internet que ambos poseen, Vizzavi, hasta ahora repartido al 50%. Vodafone confirmó a la oficina alemana de la competencia que se prepara para tomar el control del portal, mientras que Vivendi emitió un comunicado en el que admite las conversaciones para desprenderse de 'todo o parte' de su participación, pero ambos señalaron que la operación no está cerrada. La compra ha sido consultada con servicios de la competencia de varios países, entre ellos Alemania, donde Vodafone es el segundo operador tras absorber Mannesman. Vodafone podría pagar hasta 150 millones de euros por la participación de Vivendi, según The Wall Street Journal, aunque algunos analistas cuestionan esa valoración, dado que el portal no prevé dar beneficios antes de 2003. El acuerdo desbloquearía la empresa conjunta, creada en 2000, en la que Vivendi no preveía inyectar más fondos. El pasado enero los dos socios habían anunciado que revisarían su relación en ese portal. Según el diario económico neoyorquino, Vodafone podría eliminar progresivamente la marca Vizzavi para integrarla en sus propias redes en Alemania, Reino Unido y España.