Fusión

Bruselas deja en manos del Gobierno el futuro de la integración digital

La CE ha decidido remitir a las autoridades de competencia españolas el expediente sobre la integración de las plataformas de televisión Canal Satélite Digital (perteneciente a Prisa, propietario de Cinco Días), y Vía Digital (Telefónica). Bruselas ha advertido ciertos problemas en la operación, pero ha considerado que sólo afectan al mercado español, por lo que es el Ejecutivo nacional el más adecuado para dictaminar sobre la unión.

En una nota de prensa, la Comisión Europea reconoce que ha llegado a la conclusión de que en este caso, 'dado el ámbito nacional de los mercados afectados por la transacción, las autoridades españolas están especialmente bien situadas para llevar a cabo una investigación concienzuda de la operación'.

æpermil;ste fue, precisamente, el argumento que utilizaron las autoridades españolas cuando, el pasado 12 de julio, solicitaron al Ejecutivo comunitario que se les remitiera el expediente. El Gobierno es consciente de los problemas de competencia que puede crear la operación, pero considera que esta situación sólo se daría en España.

Bruselas coincide con la valoración española: la integración de las dos plataformas digitales no será neutral para la competencia. Según los términos del acuerdo alcanzado el pasado mes de mayo, Sogecable ampliará capital para absorber Vía Digital que, junto con Canal Satélite Digital, creará una empresa con más de 2,5 millones de abonados. Esta operación, explica la Comisión, 'amenaza con provocar efectos contrarios a la competencia' en algunos sectores en los que tienen intereses ambas compañías, como la televisión de pago, la compra de derechos de películas y la adquisición y explotación de partidos de fútbol.

En concreto, Bruselas recuerda que la integración afecta en primer lugar a los mercados de la televisión de pago, en el que las dos partes son los mayores competidores y tienen unas cuotas combinadas del 80% en términos de número de suscriptores y del 80% al 95% en ventas.

Además, la operación tiene consecuencias en el ámbito de la adquisición de derechos de películas en exclusividad, compra y explotación de partidos de fútbol en los que participan equipos españoles, otros deportes y venta de canales de televisión.

Las conclusiones de Bruselas apuntan que la creación de 'un vínculo estructural' entre el operador dominante de televisión de pago y contenido audiovisual (Prisa) y el de telefonía (Telefónica) 'amenaza con fortalecer la posición dominante de esta última en algunos mercados de telecomunicaciones'.

Pero puesto que todas estas cautelas tienen efectos sólo en el mercado nacional, será España la encargada de dirimir el conflicto y tiene un máximo de cuatro meses para ello. El expediente será remitido primero al Servicio de Defensa de la Competencia, que tiene un mes para dar su opinión. Su informe pasará al Tribunal de Defensa de la Competencia, que a su vez puede utilizar dos meses para estudiar el caso. La decisión de este organismo, que no es vinculante, se enviará al Consejo de Ministros, que dispone de otro mes para definirse.

Sogecable se dispara un 12% en Bolsa tras la decisión

La Bolsa acogió ayer con optimismo la remisión del expediente de la integración digital a las autoridades españolas. La más beneficiada fue la compañía que más implicada está en la operación, Sogecable, que se disparó un 12,07%. Prisa, por su parte, subió un 5,93%, mientras que Telefónica se revalorizó un 4,15%. Según los analistas, este comportamiento se debe a que los inversores consideran que la decisión de Bruselas supone un paso adelante en el camino de la aprobación de la fusión, aunque sea con condiciones. Según fuentes del mercado, no sería lógico que el Gobierno vetara una integración después de haber dado el visto bueno a las compañías implicadas antes del pacto. 'El Gobierno español está más deseoso de aprobar la fusión que la Comisión Europea', explicó ayer a Bloomberg un gestor de fondos de BCN Finances. 'La Comisión ha devuelto la pelota al Tribunal de Competencia de España y, en principio, parece que el mercado se lo está tomando de forma positiva, creyendo que el Gobierno podría aprobarla, aunque sea con condiciones', añadía a Reuters el analista Ramón Ortega, de la firma de Bolsa Safei. Otros analistas, sin embargo, creen que la remisión del expediente a España hace más política la decisión sobre la integración. La decisión de Bruselas llega en un buen momento para Sogecable, que había perdido más de la mitad de su valor en tres meses, lastrado por las dudas sobre la posición que adoptaría el Ejecutivo comunitario. Tras los 26 euros marcados el 9 de mayo, el primer día de cotización tras conocerse la noticia del acuerdo, la compañía audiovisual había caído hasta un mínimo de 11,6 euros. Todos los analistas coinciden en que, por buena que sea la noticia de ayer, lo mejor para las acciones de los implicados es que la decisión final llegue cuanto antes y se despejen las incertidumbres.