Ibex 35

Botín cree que el valor en Bolsa del SCH no coincide "en absoluto" con el del banco

El presidente del Santander Central Hispano (SCH), Emilio Botín, remitió el 1 de agosto una carta a los accionistas de la entidad, transmitiéndoles su malestar por la cotización del banco (con un retroceso este año de casi un 30%) que, a su juicio, "no refleja en absoluto el valor de nuestro grupo".

Las fuertes caídas de los mercados y las crisis de Argentina -donde sin ir más lejos, la factura anual asciende ya a 480 millones- y Brasil, países en los que SCH mantiene importantes inversiones, han lastrado la cotización del banco. Tanto es así que, el lunes, el valor marcó un mínimo histórico de 5,87 euros, casi la cuarta parte de su precio de salida a Bolsa (21,5 euros) en abril de 1999, tras la fusión.

Con todo, el presidente se muestra "completamente optimista de cara al futuro" en lo que respecta a una futura revalorización de los títulos y advierte de que "nuestro liderazgo, fortaleza de balance y reducción de costes nos están permitiendo afrontar con éxito una situación difícil y de gran volatilidad en los mercados financieros".

Dividendo

"Como muestra de nuestra confianza en la solidez y eficiencia del grupo", Botín recuerda a los accionistas su compromiso de mantener el mismo dividendo por acción que se repartió el año pasado, pese a que este año las previsiones apuntan a una reducción de los beneficios del 10%, hasta 2.250 millones.

En el primer semestre, el beneficio neto atribuido del grupo SCH cayó un 13,41%, hasta 1.196,6 millones, circunstancia insólita desde la fusión.

Pese a que este resultado está por debajo de "nuestras expectativas", es el "segundo mayor anunciado por una empresa española este año y el mayor del sector financiero", según explica Botín, quien asegura que "somos el mayor banco en la Península Ibérica".