Reestructuración

Telefónica Móviles despide al 90% de su plantilla en Alemania

El consorcio Quam, participado en un 57,2% por Telefónica Móviles y en un 42,8% por la finlandesa Sonera, confirmó 'drásticos recortes de empleo' y el cierre de las 15 tiendas que tiene en Alemania. La compañía planea el despido de cerca del 90% de su plantilla, 800 personas de las 900 actuales, según informaciones de los medios de comunicación germanos que la empresa declinó confirmar.

El comité de empresa y la dirección todavía están negociando el alcance y las condiciones de los despidos, dijo Matthias Andreesen, portavoz de Quam, que reconoció que los recortes serán 'drásticos'. Andreesen no quiso precisar el coste para la firma de esta reducción de personal que, dada la legislación alemana, podría ser alto.

El portavoz sí confirmó que Quam cerrará a medio plazo sus 15 puntos de venta en Alemania. 'Hemos interrumpido las ventas, así que las tiendas son innecesarias', afirmó.

Fuentes de Telefónica Móviles confirmaron que la regulación de empleo alcanzará a la mayor parte de la plantilla, puesto que se ha dejado de captar clientes. En el grupo español señala, sin embargo, que esta decisión podría ser revisada si cambia el marco regulatorio o las condiciones del mercado.

Quam cesa toda actividad comercial, pero todavía tiene que resolver la situación de sus actuales 197.000 clientes. En espera de que pueda comercializarse la tecnología UMTS o de tercera generación, la compañía había llegado a acuerdos con el operador E-Plus para ofrecer servicios de la actual telefonía digital GSM y de la tecnología de transición GPRS. Los pactos con E-Plus incluían compartir el coste de las inversiones en nuevas redes UMTS, lo que habría reducido en un 40% el coste para Telefónica.

Por ahora Quam seguirá dando servicio a sus actuales clientes, pero no está previsto que esta situación se prolongue más allá de fin de año. La compañía no ha decidido aún cómo cancelar la prestación del servicio, que podría pasar a dar otro operador, lógicamente E-Plus, controlada por la holandesa KPM.

Provisiones

La práctica desaparición de Quam estaba anunciada desde el pasado 24 de julio, cuando Telefónica confirmó la congelación del lanzamiento de la nueva telefonía móvil UMTS en Alemania, Italia, Austria y Suiza. Dos semanas antes había anunciado su dimisión por 'motivos personales' el presidente de Quam, Ernst Folgmann, sustituido provisionalmente por Alfredo Acebal.

El grupo español tuvo que realizar provisiones por valor de 4.902 millones de euros para cubrir las millonarias inversiones. El saneamiento de estas cuentas supuso al grupo Telefónica unas pérdidas de 5.574 millones de euros en el primer semestre de este año.

Sólo en Alemania Telefónica había pagado 8.400 millones de euros en agosto del 2000 para hacerse con una de las seis licencias del nuevo sistema de telefonía móvil, y en un principio se anunciaron inversiones adicionales de al menos otros 3.700 millones en el despliegue de la red.

Quam ha confirmado que no va a deshacerse de la licencia alemana aunque, de todas formas, tampoco podría hacerlo fácilmente. El Ministerio de Finanzas alemán ha insistido en que el dinero invertido en la compra de licencias de telefonía móvil UMTS no podrá ser recuperado 'en ningún caso'. Tampoco es posible, según los términos de la adjudicación, revender las licencias, lo que parece además poco viable.

La subasta de las seis licencias supuso en su momento unos ingresos de 50.000 millones para el Estado alemán. El mercado germano de telefonía móvil está muy concentrado en torno a dos operadores, Deutsche Telekom y Vodafone, con más del 80%.