'Decretazo'

El PSOE sale en defensa de los salarios de tramitación y el PER

Las 40 enmiendas elaboradas por el PSOE al proyecto de ley sobre reforma del desempleo suponen dar la vuelta como un calcetín al ya conocido como decretazo. Los socialistas recogen en estas enmiendas -que aún no han sido discutidas ni registradas en el Congreso de los Diputados- las principales reivindicaciones sindicales que provocaron el 20-J.

Así, presentan una serie de enmiendas de supresión, que abogan por eliminar todas las modificaciones del subsidio agrario (antiguo PER), con lo que reclaman que éste siga abierto a nuevas incorporaciones a las ya existentes en Andalucía y Extremadura, y dan al traste con la extensión de un sistema contributivo para todos los trabajadores del campo del resto de España.

Igualmente, mediante sendas enmiendas de modificación pretenden restablecer los llamados salarios de tramitación (los devengados entre el momento del despido y la fecha en la que éste se reconocía improcedente).

Que pague Justicia

Además, otra enmienda recupera también la obligación de la Administración de Justicia del Estado de abonar aquellos salarios de tramitación 'de los periodos que excedan del funcionamiento irregular de la justicia'. Esto es, por retrasos en los juzgados.

El PSOE también propone suprimir enteramente la nueva redacción de la renta activa de inserción y eliminar su financiación a cargo de las cotizaciones sociales, por ser una ayuda 'que no debe formar parte de la acción protectora pro desempleo'.

Asimismo, eliminan la obligatoriedad de suscribir un compromiso de actividad, aunque contempla que si se suscribe sea a cambio de un tutor para la inserción del parado. El PSOE, que no ha presentado un texto alternativo para simbolizar que exige su total retirada, propone que empleo adecuado sea 'la profesión habitual del parado' o cualquier otra que pueda desempeñar a cambio del salario del sector y que no suponga cambio de residencia 'salvo que tenga posibilidad de alojamiento apropiado'.