Coyuntura

El desplome en bienes de equipo reduce otro 2% la actividad industrial en junio

Los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) resultaron peores de lo previsto por los analistas: descenso del 4,4% mensual y del 2% interanual, frente al declive del 1,7% augurado por los expertos sondeados por Bloomberg.

Crece la actividad en bienes intermedios (0,2% más) y, sobre todo, en bienes de consumo (1,2%). Pero se confirma el fuerte declive en bienes de equipo, sector que está cayendo desde septiembre de 2001 (la única excepción fue abril, cuando aumentó un 0,7%). El descenso del 15,5% interanual registrado en este segmento (en datos corregidos de efectos de calendario) es el más alto desde marzo, cuando cayó un 21,3%.

La crisis del sector de bienes de equipo ha sido destacada por el Banco de España en su último informe trimestral. Según el instituto emisor, la formación bruta de capital fijo creció un 0,9% en el primer trimestre, dos décimas menos que en el anterior, y 'este menor empuje de la inversión fue debido al comportamiento de los bienes de equipo, que continuaron reflejando un notable deterioro e intensificaron su ritmo de caída interanual hasta el 4,9%'. El banco aún no tiene datos para evaluar el comportamiento de este sector en el segundo trimestre, pero los indicios apuntan 'hacia el mantenimiento de este agregado en tasas de variación bastante negativas'.

Por lo pronto, la encuesta semestral de la industria realizada en primavera indica que las empresas industriales han rebajado sus previsiones de inversión para 2002, que ahora muestran un descenso del 6% en términos nominales (frente al declive del 2% de la encuesta de otoño).

A la debilidad estructural del sector de bienes de equipo se sumó la huelga general del 20-J convocada por los sindicatos en protesta por el decreto de reforma de prestaciones por desempleo.

Aunque hay datos bastante dispares sobre el seguimiento de la huelga, lo que nadie duda es que afectó sobre todo a las industrias. Compañías como General Motors y Ford prácticamente no operaron ese día, y otros fabricantes como Sony y la siderúrgica Arcelor sufrieron importantes cortes de producción.

La actividad industrial se está viendo dañada, además, por el declive en las exportaciones a algunos importantes socios comerciales como Alemania y Francia, que no terminan de salir de la crisis iniciada en 2001.

Según los últimos datos disponibles, las importaciones de Alemania cayeron un 8,7% en mayo, mes en el que las exportaciones españolas bajaron un 5,5%. En Francia, las importaciones bajaron ese mes un 3,9% y la confianza de los industriales cayó en julio por segundo mes consecutivo.

Los datos de producción industrial española del primer semestre reflejan que las actividades con mayores descensos han sido la producción de equipos informáticos (40,5% interanual menos), otros materiales de transporte (18,4% menos) y calzado y confección (13,5%).

Crecen, en cambio, papel y artes gráficas (4,8% más interanual en el semestre), instrumentos de precisión (4,7%) y siderurgia (4,3%).

El Ministerio de Economía valoró estos datos señalando que 'a pesar de que la producción industrial continúa registrando tasas de variación ligeramente negativas', se detecta en el ejercicio 'una tendencia alcista en paralelo con la mejora de otros indicadores, como los de clima empresarial'. Sin embargo, el Gobierno acaba de rebajar, además, la previsión de crecimiento para 2002 del 2,4% al 2,2%. Y uno de los apartados en los que se produce un recorte más considerable es en la formación bruta de capital fijo, que crecerá un 1,9% en lugar del 4,1% previsto inicialmente y el 3,3% augurado tras una primera revisión en diciembre pasado.

Reino Unido

La actividad industrial también cayó en junio en Reino Unido, y el descenso en este país marcó cotas históricas: un 4,3% menos que en mayo (el peor dato desde enero de 1979) y un descenso interanual del 6,6%.

Las perspectivas para julio en el conjunto de la UE siguen siendo modestas. La confianza industrial de la zona euro se mantuvo negativa en 10 puntos el mes pasado y la del conjunto de la UE subió una décima, pero sigue en menos 10.

En el sector terciario, la actividad de la zona euro siguió creciendo en julio, pero el indicador de los gestores de compras publicado ayer refleja una desaceleración respecto a junio.

En España, el indicador muestra el sexto aumento consecutivo de la actividad en servicios. Pero el ritmo de crecimiento también fue más moderado que en junio.