Estadísticas

Disparidades del 30% en el paro regional de la UE

La prueba más evidente de que el mercado laboral de la Unión Europea aún no está maduro son las enormes disparidades de la tasa de paro regionales. Según el último informe de Eurostat, con datos cerrados de 2001, la diferencia entre la tasa de paro de la región con menos desempleo de la UE que es Utrecht (Holanda), con un 1,2% de parados, y la zona con mayor desempleo, que es la isla de Reunion (Francia), con una tasa del 33,3%, es de más del 30%.

Esta enorme diferencia se mantiene entre un buen número de regiones dentro de la UE. Según este informe, el panorama laboral de regiones como Aland (Finlandia), con una tasa de paro del 1,3%; Berkshire (Reino Unido), con un 1,6%, o Flevoland (Holanda), con un 1,9%, se contraponen fuertemente con las elevadas tasas de desempleo de Guadalupe (Francia), con un 29%; Martinica (Francia), 26,3%; Calabria (Italia), 24,8%, o Andalucía (España), donde hay una tasa de paro del 22,3%. De esta forma, la comunidad andaluza se sitúa entre las seis regiones con la tasa de desempleo más alta de la UE.

No obstante, si se analiza el mercado de trabajo de los países de la Europa central candidatos a formar parte de la UE, estas diferencias están igual de acuciadas, desde el 2% de tasas de paro en la región húngara de Kozep-Magyarorszag a una tasa de desempleo del 32,8% en Severozapaden (Bulgaria).

De las 209 regiones analizadas dentro de la UE, sólo 53 de ellas tenían tasas de paro un 50% más bajas que la media comunitaria -fijada en el entorno del 8%-, de las cuales un tercio pertenecían a Reino Unido. Por el contrario, sólo España, Grecia y Francia no tenían ninguna zona con tasas de paro tan bajas.

En el otro extremo, 15 regiones de la UE contaban en 2001 con tasas de paro superiores al doble de la media europea. Cinco de estas regiones se encuentran en Italia, cuatro en Francia (incluidas las colonias), tres en España y Alemania, y una en Grecia.

Este informe revela también que el 40% de las regiones de los países candidatos a entrar en la UE duplicó en 2001 la media de desempleo de los Quince, que era entonces del 7,6%. Polonia encabezaba la lista de regiones con más paro, con 13 de estas zonas, seguida de Bulgaria, con cinco, y tres de Eslovenia.

Sin embargo, las diferencias por sexos son más importantes en los países de la UE que entre los candidatos a la ampliación. Así, el paro femenino fue superior al masculino en el 75% de las regiones de la UE y sólo en el 55% de las zonas de los países aspirantes.

Costes laborales

La agencia Eurostat publicó también ayer un informe que refleja que los costes laborales unitarios de la zona euro crecieron un 3,9% interanual durante el primer trimestre del año.

Los países con mayores incrementos fueron Irlanda (con un 9,1%) y España (8,2%). En Francia crecieron un 4%; en Italia, un 3,5%, y en Alemania, un 2,2%.