Jornada negra

BBVA y SCH registran mínimos históricos

A BBVA y SCH les sobran los motivos para haberse dejado hoy, en una jornada de caída libre en los mercados internacionales, un 3,8 y un 5,3% de su valor, respectivamente, que los ha llevado inexorablemente al peor nivel de su historia.

Por un lado, el recorte de las recomendaciones de Crédit Suisse: el banco suizo ha recortado hoy tanto las estimaciones de beneficios como el precio objetivo de los dos grandes (desde 11 a 7,7 euros el precio objetivo de Santander y de 13,1 a 10,3 euros el de BBVA), tras los decepcionantes resultados presentados por ambas entidades la semana pasada. Por otro, Latinoamérica: Cinco Días daba la noticia de que los dos grandes han realizado nuevas provisiones para resistir el 'efecto tango' de Argentina, mientras los inversores siguen preocupados por sus sendas exposiciones en Uruguay y Brasil.

Y, como telón de fondo, el negro goteo de resultados procedentes del sector en Europa en un semestre aciago, con recortes en los beneficios del Deutsche, BNP Paribas, Crédit Lyonnais o Barclays. Hoy, con un retroceso del 7%, se unía el HSBC, el mayor banco del viejo continente.

La caída más pronunciada la registró el SCH, un 5,32% hasta los 5,87 euros, una cotización que supone casi la cuarta parte de los 21,5 euros a los que se estrenara en Bolsa en abril de 1999, tras la fusión del Santander con el Central Hispano. El BBVA, que debutó en el parqué en enero de 2000 a un precio de 13,63 euros, ha cerrado a 8,70 euros, un 36% más barato, tras haber sufrido en la sesión de hoy una caída del 3,76%.

SCH, según fuentes del mercado, ha negado estar preparando su salida del Royal Bank of Scotland, entidad de la que es el principal accionista y socio estratégico, con objeto de obtener plusvalías con las que enjugar pérdidas en otras áreas de negocios.

El quebranto de la banca europea

En este entorno, todas los bancos europeos incluidos en el Eurostoxx 50 han sufrido en la sesión un varapalo similar. Un 5,45% descendió ABN Amro, un 6,67% Hipobank, el 6,47% ING, el 4,62% Deutsche Bank, el 4,11% Societé Generale o el 3,08% BNP Paribas.

Las grandes aseguradoras europeas y principales accionistas de los bancos tampoco se han salvado de la tónica bajista. Como Axa, que perdió un 5,72% o Allianz, un 7,85% a la baja, Aegon se dejó un 7,55% y Munich Re un 7,53%.