Riesgos

Las aseguradoras ceden el 39% en el año, azotadas por la crisis de confianza

Jornada de recuperación para las aseguradoras. El sector arrancó la semana con fuerza y se anotó un avance del 9,54% que le convirtió en el grupo más rentable del índice Stoxx en la sesión. El rebote de los mercados ayer fue clave para facilitar el avance.

Las aseguradoras han vivido momentos difíciles desde el 11 de septiembre. Penalizadas con fuerza tras los atentados, embarcaron en una recuperación que terminó a comienzos de noviembre. Desde entonces la crisis de confianza que azota a las Bolsas ha pasado factura a unas compañías que destinan una parte importante de su negocio a la inversión y que han visto sus carteras mermadas. El sector acumula una caída del 39% en el año, que es sólo superior en el caso de los medios de comunicación (-40,9%) y tecnológicas (-52,7%).

Las aseguradoras aprovecharon el rebote de las Bolsas ayer tras dejar atrás una semana de alta volatilidad en la que Aegon redujo sus previsiones de ingresos entre el 30% y el 35% para final de año. Esta noticia unida a la caída de beneficios del 15% de Prudential, las menores ventas de Skandia en junio y una alerta sobre beneficios del grupo financiero Fortis llevaron al sector a caer por debajo de los mínimos alcanzados en septiembre.

Los resultados de Converium ayer apaciguaron algo los temores. La reaseguradora, escindida de Zurich Financial desde finales de 2001, anunció un fuerte crecimiento en primas (+44%) y unas reservas importantes que recibieron el visto bueno del mercado a pesar de las pérdidas que registró en inversión y unos beneficios netos de 31,6 millones que no alcanzaron las expectativas. 'Menos las pérdidas en inversión todo lo demás es excelente', señalaban ayer desde Sal Oppenheim. Converium, sin embargo, reconoció que ante la debilidad de los mercados no alcanzará las expectativas a final de año.

Los expertos recalcan la fortaleza del negocio puramente asegurador y por ello apuestan por el sector. Swiss Life subió el 18% entre rumores de que es el próximo objetivo de una compra.

Los escándalos contables avivan las caídas

Los escándalos financieros que azotan los mercados han acentuado aún más la crisis que atraviesan las aseguradoras. 'El mercado es extremadamente sensible y cualquier duda contable significa castigo. Las cuentas de las aseguradoras son generalmente poco transparentes, lo que no es más que otro foco de presión', señala Chris Hitching de Commerzbank. El sector destina una parte importante de su negocio a inversión y el temor a que termine con sus reservas ha supuesto otro lastre a su cotización. Fortis desató las alarmas la semana pasada al advertir que su cartera de inversión había caído por debajo del precio de compra. Los expertos, sin embargo, quitan hierro a la situación actual y consideran el castigo excesivo. 'El sector no debería comportarse peor que el mercado. Los fundamentales son fuertes y las reservas, adecuadas', señala Richard Burden, de Goldman Sachs. Los analistas coinciden, sin embargo, en que la fortaleza del sector dependerá de la recuperación de las Bolsas.