Resultados

Ferrovial multiplica por tres su beneficio por los extraordinarios

Ferrovial aumentó su beneficio neto durante el primer semestre del año en un 184% respecto al mismo periodo del 2001, hasta ganar 327,6 millones de euros, la constructora multiplicó por tres su beneficio tras la entrada del grupo australiano Macquarie en el capital de Cintra.

Si no se hubiera incluido el resultado extraordinario generado por la venta del 40% del negocio de autopistas al grupo australiano Macquarie, el beneficio habría aumentado en un 29%.

La facturación de la constructora alcanzó 2.312,4 millones de euros, un 24,9%, gracias al aumento del 12,2 % de la cifra de ventas en las áreas de construcción (hasta los 1.712,7 millones de euros), del 34,8% en concesiones (hasta los 203,6 millones), del 142,2% en promoción inmobiliaria (hasta los 316,6 millones) y del 57,4 % en servicios (hasta los 156,5 millones).

El resultado bruto de explotación (EBITDA) alcanzó los 302,4 millones de euros (lo que supone un incremento del 49,3%); al tiempo que el neto creció un 54%, hasta los 242,4 millones de euros, de los que el 43% fueron aportados por la actividad de concesiones.

El resultado de actividades ordinarias de Ferrovial aumentó un 51,2% durante la primera mitad del año, hasta reflejar un beneficio de 204 millones de euros; con lo que el beneficio consolidado sin descontar el atribuido a socios externos se multiplicó por 2,5 veces, hasta los 304,9 millones de euros.

Durante el primer semestre del año, Ferrovial facturó en España 1.703,5 millones de euros (un 34,3 % más) y en el extranjero 609 millones de euros (un 5% más), gracias a las "importantes" aportaciones de Polonia, Portugal, Canadá y Chile.

Además, la compañía invirtió en los seis primeros meses del año 637,3 millones de euros, principalmente en el área de concesiones (393 millones de euros), ya que adquirió la participación de Ferrovial en el Aeropuerto de Sidney (233 millones de euros) y aumentó en un 5,8 % su participación en la Autopista 407 ETR de Toronto, en Canadá.

Parte de estas inversiones también se destinaron a la promoción inmobiliaria (compra de suelo) y al desembolso de la ampliación de capital de ONO (32,6 millones de euros).

A 30 de junio del 2002, Ferrovial tenía una posición de caja neta de 121,8 millones de euros, tras haber recibido el pasado mes de enero 816 millones de euros procedentes de la ampliación de capital de Cintra suscrita íntegramente por el grupo australiano Macquarie.

La media de trabajadores del grupo consolidado fue durante el primer semestre del año de 28.134 empleados, lo que quiere decir que entre ese periodo del 2001 y del 2002 la plantilla aumentó en 4.753 personas).

El dividendo repartido por la constructora entre sus accionistas en los seis primeros meses del año fue de 0,23 euros por acción, lo que supuso la distribución el pasado mes de mayo de un total de 31,3 millones de euros.