Argentina

Denuncian a Duhalde por suspender los fallos contra el 'corralito'

Un fiscal denunció hoy al presidente argentino, Eduardo Duhalde, por haber firmado un decreto que suspendió por 120 días la ejecución de fallos contra el "corralito" financiero que retiene millonarios depósitos en los bancos. En la presentación, efectuada por el fiscal Pablo Lanusse ante la Cámara Federal de Buenos Aires, el jefe del Estado fue imputado por los presuntos delitos de "abuso de autoridad" y "violación de los deberes de funcionario público".

La medida del Gobierno fue dictada ayer, miércoles, por un decreto "de necesidad y urgencia", lo que ha generado una gran polémica y fuertes críticas por parte de expertos en derecho constitucional. Sin embargo, con el apoyo de la Corte Suprema de Justicia, los jueces que entienden en el asunto aceptaron la validez de la norma en momentos en que se calcula que unos 200.000 ahorradores han recurrido a los tribunales para rescatar el dinero que tienen retenido en los bancos desde el pasado diciembre.

En su denuncia, Lanusse afirmó que el Poder Ejecutivo "dictó un decreto de necesidad y urgencia" por medio del cual "se dejó sin efecto momentáneamente las decisiones definitivas de otro poder de la nación".

Según el fiscal, "se vulneró el principio de la cosa juzgada, al establecer por medio de esta norma que las sentencias definitivas no serán tales, sino que se suspenden en el tiempo por decisión del Poder Ejecutivo".

Al recurso judicial de Lanusse se sumará en las próximas horas otro del Defensor del Pueblo argentino, Eduardo Mondino, quien hoy anunció que entablará acciones contra el decreto dictado por Duhalde en representación de todos los ahorradores con dinero atrapado en el "corralito". "Primero suspendieron los bancos cerrando las cuentas, ahora suspenden a la Justicia ¨Qué otra institución se suspenderá?", se preguntó Mondino en declaraciones a la emisora Aspen.

Lavagna cree imposible abrir el §corralito§ hasta que la justicia se pronuncie

El ministro argentino de Economía, Roberto Lavagna, asegura que el "corralito" bancario no se abrirá mientras no haya una solución definitiva a los fallos judiciales que han permitido a miles de ahorradores recuperar su dinero. Lavagna se ha referido así a la decisión del gobierno de emitir un decreto de necesidad y urgencia que suspende por 120 días la ejecución de los recursos de amparo judicial que obligan a los bancos a devolver el dinero retenido en el "corralito", que rige desde diciembre pasado. "Sobre las cuestiones de política monetaria habrá que ser sumamente prudente y mantener las cosas como están mientras los amparos no se resuelvan en forma definitiva y no de forma transitoria, como buscamos con el decreto de ayer", dijo. Lavagna indicó que "el problema de los amparos" es un "tema central" para los cuatro economistas enviados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) que esta semana han recabado en Buenos Aires información sobre la crisis financiera y en una semana elevarán sus recomendaciones al organismo y al gobierno argentino.