Turismo

El Gobierno critica la política turística de Baleares

Los últimos datos negativos sobre turismo están levantando ampollas entre el Gobierno y las comunidades autónomas. El secretario general de Turismo del Ministerio de Economía, Juan José Güemes, aseguró ayer que el Ejecutivo balear lleva tres años de 'política turística confusa', con una campaña publicitaria equivocada que ha distorsionado la imagen de las islas en el mercado extranjero, especialmente el alemán.

'Estamos ante una fuerte incertidumbre sobre Baleares, donde se registran unas caídas espectaculares tanto en el número de turistas extranjeros (un 12%), como en el de las pernoctaciones realizadas por los mismos (un 14,4%) durante el primer semestre del año', dijo, en clara referencia a la reciente aprobación por parte del Gobierno autonómico de la polémica ecotasa, un tributo nuevo que grava a los turistas que se registren en establecimientos de las islas.

En su opinión, Baleares 'necesita un cambio urgente en la política llevada a cabo por su Gobierno, que ha propiciado una falta de entendimiento entre el sector público y el privado, así como la mejora de la imagen de las islas en el mercado alemán'.

Petición a Rato

En la comunidad balear, la caída del turismo alemán no se ha visto compensada por la llegada de visitantes nacionales ni tampoco de los procedentes de Reino Unido, Francia, Italia y Países Bajos como ocurre en otras regiones españolas.

Las críticas de Güemes fueron contestadas rápidamente ayer por el Gobierno autonómico. El consejero de Turismo del Gobierno balear, Celestí Alomar, pidió al vicepresidente económico, Rodrigo Rato, que, 'en vez de insistir en su política de acoso a Baleares, se plantee el cambio del equipo de Turismo' del Gobierno central.

'La responsabilidad que tiene el Gobierno de Madrid es defender los destinos turísticos y Baleares representa más del 28% del turismo de España, con lo que es clave en el negocio turístico español', dijo.