Semestre

Bristol-Myers redujo un 56% su beneficio neto de operaciones continuas

La farmacéutica Bristol-Myers Squibb (BMS) ha anunciado una cáida del 56,2% el beneficio neto procedente de operaciones continuas, hasta los 1.034 millones de euros en el primer semestre. Durante los seis primeros meses del actual ejercicio el beneficio bruto del grupo derivado de estas actividades se situó en 1.315 millones de dólares (1.327 millones de euros), lo que supone una caída en relación a los 3.188 millones (3.217 millones de euros) de 2001.

Estas cifras situaron el beneficio básico por acción en 0,53 dólares (0,53 euros), un 56% menos que el logrado hasta junio de 2001, 1,21 dólares (1,22 euros), mientras que el beneficio diluido por título cayó al mismo nivel desde la cifra de 1,19 dólares (1,2 euros) alcanzada en el ejercicio anterior.

En cuanto a las ventas del grupo, se redujeron también un 13% de enero a junio, situándose en 8.100 millones de dólares (8.174 millones de euros), debido a una caída en el volumen vendido, a las fluctuaciones en el cambio de moneda y al abaratamiento de los productos en el mercado.

La compañía publicó hoy también sus resultados durante el segundo trimestre del ejercicio, en el que el beneficio neto derivado de operaciones continúas cayó a 440 millones de dólares (444 millones de euros), un 60% menos que el logrado un año antes, 1.102 millones de dólares (1.112 millones de euros).

Asimismo, el beneficio antes de impuestos procedente de esta partida se redujo también un 60%, hasta 597 millones de dólares (602 millones de euros), frente a los 1.501 millones (1.514 millones de euros) obtenidos de abril a junio del año pasado. En los últimos tres meses el beneficio básico por acción cayó de 0,57 a 0,23 dólares (iguales cifars en euros), mientras que el beneficio diluido por título hizo lo propio desde 0,56 dólares (y euros).

Por otra parte, BMS informó que se encuentra en pleno proceso de búsqueda de sustituto para el actual director científico y presidente del Instituto de Investigación Farmacéutica, Peter S. Ringrose, quien ya anunció su intención de retirarse y participa activamente en la selección de su posible sucesor.