Comercio

Las políticas proteccionistas frenan la agenda de Doha

La Unión Europea criticó ayer con dureza desde Ginebra la falta de propuestas por parte de los países en desarrollo para la reducción de aranceles sobre mercancías, y por parte de otros países -en los que se incluiría EE UU- que se resisten a discutir las reglas sobre las patentes.

æpermil;stos, entre otros, son los sectores que sufren el retraso del inicio de las negociaciones de liberalización comercial, según el calendario que se aprobó el pasado mes de noviembre en la cumbre ministerial que se celebró en Doha (Qatar). Así se ha constatado en la primera reunión para evaluar los progresos alcanzados desde Doha, que se celebra esta semana en Ginebra en la sede de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El motivo principal del retraso es doble: por un lado, Estados Unidos ha dado un claro giro proteccionista a su política comercial con la aplicación de aranceles a la importación de acero y el fuerte aumento de los subsidios a la producción contenidos en la nueva Ley Agrícola aprobada por Washington.

De hecho, los países en desarrollo exigen que se dé prioridad en esta ronda a una aplicación más estricta en el tema de las medidas antidumping para evitar abusos y garantizar que se aplican sólo en casos de competencia desleal, y no por 'proteccionismo discrecional', según explicaba ayer el subsecretario de negociaciones comerciales internacionales de México, Ángel Villalobos.

El otro motivo de desconfianza entre los negociadores son las dudas respecto a la autoridad para la promoción comercial que George Bush contaba con haber obtenido ya. Este poder, antiguamente conocido como fast track, permite al presidente de EE UU negociar acuerdos comerciales con terceros, que luego sólo podrán ser aprobados o rechazados por el Congreso, pero nunca sometidos a enmiendas.

Diplomáticos y oficiales en Ginebra reconocen que este factor propicia un lento avance de las negociaciones porque los países 'no quieren ceder a algo que luego puede ser rechazado en Washington'.

El alto cargo mexicano pedía ayer a los negociadores un esfuerzo para cumplir los plazos previstos y evitar, así, una 'sobrecarga' en la agenda de la próxima reunión ministerial en Cancún.

México acogerá en septiembre de 2003 en Cancún la celebración de una nueva cumbre ministerial en la que se pretende cerrar buena parte de la agenda pactada en Doha. En concreto, debe llegarse a Cancún con un acuerdo ya cerrado sobre el sistema de solución de disputas comerciales y avances sustanciales para concluir el tema del registro de denominaciones de origen y geográficas y el desarrollo de los mercados bursátiles.

El próximo director general de la OMC, el tailandés Supachai Panitchpakdi, restó importancia al retraso. 'No será el fin del mundo si no respetamos ciertos plazos' y consideró que 'no hay que ser pesimistas', pese a que en una reciente visita a Madrid Supachai pronosticó que no habrá grandes avances en la agenda de Doha hasta que se celebren las elecciones legislativas de EE UU en noviembre.

Bruselas se pronuncia hoy sobre el acero

La Comisión Europea debe hacer pública hoy su recomendación al Consejo de Ministros sobre la aplicación o no de sanciones contra Estados Unidos por los aranceles impuestos al acero. Los funcionarios de Bruselas apuestan claramente por la aplicación de represalias contra EE UU dentro de la considerada lista blanda, que incluye productos por importe de 379 millones de euros. Su propuesta será discutida el lunes por el Consejo de Asuntos Generales y ahí las posiciones se encuentran divididas en dos bloques: Reino Unido, Alemania y Suecia rechazan aplicar represalias, porque lo consideran una grave amenaza de guerra comercial entre ambos. Los demás países verían con buenos ojos la aplicación de la lista blanda de sanciones. Según la Unión Europea, EE UU ha excluido hasta el momento sólo un 10% de los 2.300 millones de toneladas afectadas por los aranceles. Pero Washington mantiene abierta la baza de las exenciones al haber extendido el límite para aprobar nuevas listas de productos hasta el próximo 31 de agosto.