'Caso BBV'

EE UU pide a Garzón que le ayude a investigar la trama de América Latina

El Departamento de Justicia estadounidense, cuya solicitud de comisión rogatoria fue recibida el pasado 9 de julio, afirma en su escrito que 'está llevando a cabo una investigación de gran jurado acerca de si el BBVA ha infringido las leyes criminales de los EE UU relacionadas con el lavado de fondos procedentes del narcotráfico y la conspiración para promover una política institucional para engañar a los reguladores bancarios de los EE UU'.

La investigación en curso se basa en la iniciada en agosto de 1999 por la Oficina del Fiscal de EE UU en Puerto Rico, a raíz de la denuncia de 'un antiguo ejecutivo del BBVA, que fue acusado de desfalcar 49.000 dólares del BBVA Puerto Rico'. De esta manera, el escrito se refiere al testimonio del testigo protegido Nelson Rodríguez, cuyas acusaciones han sido negadas de plano por el banco.

Sin embargo, la petición estadounidense aporta novedades al caso, ya que afirma que 'se han llevado a cabo entrevistas con empleados del BBVA Puerto Rico durante el curso de esta investigación'. Asimismo incorpora el testimonio de 'un antiguo oficial del BBVA que reside en América del Sur', quien dijo que 'todas las decisiones relacionadas a grandes préstamos se hacían en España por parte de oficiales bancarios del BBVA'.

Tras resumir las declaraciones de Rodríguez sobre 'el lavado de millones de dólares del BBVA Puerto Rico a las Islas Caimán, Panamá, Colombia y Suiza a través del Departamento de Banca Privada del BBVA y el BBVA Internacional de Puerto Rico', el escrito asegura que 'la investigación (de EE UU) ha revelado que las compañías panameñas de Royo Anaya son de hecho compañías esqueletos', o sea, inexistentes. Marco Aurelio Royo Anaya es calificado como un 'colombiano narcotraficante' a quien el banco le habría permitido lavar 200 millones de dólares en 1998. También se mencionan las operaciones de lavado presunto con Perú y México, también denunciadas por el testigo protegido. Según el 'antiguo oficial del BBVA que reside en América del Sur', el banco de Puerto Rico 'aprobó aproximadamente 100 millones de dólares en préstamos sin colateral' a Royo Anaya.

La justicia estadounidense ha pedido que el juez Garzón se haga cargo de las diligencias y le ha solicitado todo tipo de informes: expedientes de contabilidad del banco desde 1995 hasta el presente; gráficos de la estructura del BBVA; las declaraciones de testigos, entre ellos la realizada en Puerto Rico en marzo pasado por Juan Antonio Net Brunet, ex presidente del BBVA en ese país. Asimismo solicita que se le permita tomar declaración al ex titular del banco Emilio Ybarra y al ex consejero delegado Pedro Luis Uriarte. Ambos comparecerán nuevamente mañana en el juzgado de Garzón para responder las preguntas de funcionarios judiciales de EE UU como testigos. Sin embargo, Garzón ha dispuesto que sean asistidos por sus letrados, un derecho sólo permitido en el caso de imputados, dijeron fuentes jurídicas.

Las preguntas serán formuladas por un funcionario de la Fiscalía de Puerto Rico y 'se prevé que el trámite de ambos testigos se realice en una hora'. EE UU pide también que se interrogue a otras cinco personas. Garzón deberá decidir cuándo .