Coyuntura

Los precios en Francia se mantuvieron estables en junio

El IPC en Francia se mantuvo estable el mes pasado con respecto a mayo, lo que arroja una inflación interanual del 1,4%, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INSEE).

La inflación subyacente, excluidos los precios energéticos y agroalimentarios, subió un 0,1% en junio y un 2,2% en doce meses, según los datos preliminares divulgados por el INSEE. El IPC armonizado, que permite comparar la evolución de los precios en Francia con la de los otros países de la Unión Europea, se mantuvo estable en junio y aumentó un 1,5% en los últimos doce meses.

La estabilidad del IPC el mes pasado se debe principalmente al abaratamiento de los productos petroleros y también al de los productos alimentarios frescos, como las hortalizas, y de artículos manufacturados. Pero esta bajada fue compensada por el alza de los precios de los servicios, en particular el ocio y el turismo debido a la proximidad de las vacaciones escolares, y de ciertas tarifas de transporte.

El índice de los precios en la alimentación se mantuvo estable (+1,7% en un año). Los productos manufacturados se abarataron un 0,1%, mientras que los servicios se encarecieron un 0,2%.

Los precios energéticos bajaron un 1,2% (-5,6% en un año) gracias al retroceso de los de los productos petroleros (-1,9% en junio, -8,7% en un año), al que contribuyó la apreciación del euro sobre el dólar.