Previsión

Francia cifra el déficit para final de año en 46.000 millones de euros

El Gobierno francés calcula para este año un déficit de 46.000 millones de euros, lo que supone 1.400 millones más de lo estimado en junio por la auditoría encargada por el mismo Ejecutivo tras su entrada en funciones.

En el proyecto de revisión del presupuesto de 2002, discutido hoy por el consejo de ministros, se incluye ese aumento del déficit que se explica por la reducción del 5% del impuesto sobre la renta prometida por el presidente de la República, Jacques Chirac, durante la campaña para su reelección. A los 44.600 millones de euros de déficit, que era la hipótesis más negativa dibujada por los auditores de las cuentas públicas, el nuevo Ejecutivo añade 1.400 millones de euros que costará la rebaja del 5% del impuesto sobre la renta.

El grueso de la diferencia se debe a la corrección a la baja de la previsión de crecimiento económico, ya que el Gobierno actual trabaja, en el informe de revisión presupuestaria, con una cifra de crecimiento del 1,5% en este ejercicio, por encima del 1,3% augurado por los auditores independientes.

Además, la Seguridad Social pasará a ser deficitaria este año, por primera vez después de tres años, con un saldo negativo de 2.400 millones de euros a causa principalmente del seguro de enfermedad, según las cifras de la comisión de cuentas divulgadas hoy.

El principal responsable será el seguro médico, con un agujero de 5.600 millones de euros, mientras que se mantendrán con excedentes la división de familia (1.100 millones de euros), jubilación (1.700 millones de euros) y accidentes de trabajo y enfermedades profesionales (400 millones de euros).

El ministro delegado de Presupuestos, Alain Lambert, aseguró ayer que la rebaja fiscal continuará el año próximo con una nueva reducción del impuesto sobre la renta de "al menos el 5%", lo que representa en torno al 1% del presupuesto. Para que eso no implique un nuevo repunte del déficit que afecte al rigor presupuestario exigido por Bruselas, el Gobierno espera un crecimiento económico del 3% en 2003, lo que debería aumentar automáticamente la recaudación fiscal en 11.000 millones de euros.

Chirac llegó a prometer en la campaña para su reelección una disminución del impuesto sobre la renta de un tercio durante los cinco años de legislatura. El anterior Gobierno del primer ministro socialista, Lionel Jospin, esperaba en la ley de presupuestos, votada el otoño pasado, un saldo negativo en las cuentas públicas de 30.400 millones de euros para este año.