Comercio

Tokio y Bruselas harán frente común a los aranceles sobre el acero fijados por EEUU

El Gobierno japonés y la Unión Europea acordaron hoy continuar trabajando juntos para hacer frente a los aranceles sobre las importaciones de acero impuestos por Estados Unidos hace unos meses y promover la actual ronda de conversaciones sobre comercio, según informaron fuentes del Ministerio de Comercio nipón, citadas por la agencia Kiodo.

"Es importante que Japón y la UE cooperen para presionar a Estados Unidos para que adopte exclusiones y compensaciones", indicó el ministro nipón de Economía, Comercio e Industria, Takeo Hiranuma, al comisario europeo de Comercio, Pascal Lamy, durante su encuentro en Tokio.

No obstante, y a pesar de este acuerdo, según las citadas fuentes, ambos representantes no intercambiaron información sobre las medidas que adoptarían ambas partes si las exenciones ofrecidas por Estados Unidos no fueran suficientes. De hecho, tanto Japón como la Unión Europea no están satisfechos con los anuncios al respecto hechos por Washington.

En lo que se refiere a la ronda de la Organización Mundial de Comercio (OMC) lanzada el pasado mes de noviembre en Doha (Qatar), el ministro japonés mostró su acuerdo con la propuesta de la UE de recortar los impuestos sobre los bienes que no proceden de la agricultura y el ganado para el 31 de marzo del año próximo.

Además, Lamy e Hinamura coincidieron en que los ministros de la OMC deberían reunirse en pequeños grupos antes de la siguiente conferencia ministerial (el principal órgano de decisión en la organización), fijada para septiembre de 2003 en México.