Crisis

Vivendi daña el sector de comunicación europeo, que pierde un 19% en dos días

La tormenta desatada por Vivendi Universal ha arrastrado a todo el sector de comunicación europeo. Las sospechas, desveladas por varios diarios, que apuntan a que el grupo mediático podría haber cometido irregularidades en su contabilidad para maquillar la verdadera situación financiera, han enervado los ánimos de los inversores. Según varias fuentes, el intento de manipular los resultados el año pasado fue apoyado por los auditores, pero la operación fue frustrada por la Comisión de Valores francesa.

Estas revelaciones han supuesto una sacudida para los mercados europeos, y muy especialmente el sector de medios. El índice Euro Stoxx de estas compañías cedió ayer otro 9,7%, con lo que ya retrocede un 49% desde enero. Estas pérdidas le han llevado al nivel más bajo desde 1996.

Vivendi volvió a llevarse el mayor castigo del día. Se dejó un 21,91% y amplió las caídas en las dos sesiones al 41,84%.

El desplome de la acción arrastró a otros valores. TF1 bajó el 7,91%; Seat Pagine Gialle, un 4%, y Havas, el 5,98%. Entre las españolas, Sogecable perdió el 6,9%, Prisa, editora de este diario, cayó un 2,52% y Recoletos, un 2,86%.

La confusión sobre las cuentas de Vivendi Universal, junto a la incógnita sobre los planes futuros de negocio del grupo en Europa presionaban al sector. A las dificultades que ya atenazaban la cotización de los valores, especialmente la debilidad de los ingresos por publicidad y el entorno de menor crecimiento, se les han sumado ahora nuevos factores de preocupación.

Según Ibersecurities, el grupo de comunicación 'podría acabar vendiendo sus participaciones en las plataformas de televisión de pago en Europa'. Otros analistas sostienen que la dimisión del presidente, Jean-Marie Messier, y el hundimiento de la acción hacen muy probable la división del grupo. En España, la francesa controla un 21,3% de Sogecable.

En cuanto a la investigación sobre las prácticas contables, los analistas descartan que las pesquisas se extiendan a otras firmas europeas. 'La investigación sobre las cuentas de Vivendi no va a ser trascendente para las empresas españolas de medios (Sogecable y, en menor medida, Prisa o Recoletos)', afirma Iván San Félix, experto de Intermoney. No obstante, San Félix reconoce que el nerviosismo del sector afectará a la cotización de estas compañías.

Por su parte, la rebaja de calificación de deuda por Moody's y S&P hasta el nivel de bonos basura era analizada por varias casas de análisis. 'Consideramos que las rebajas no tienen que ver con cambios en la situación de deuda del grupo. Más bien creemos que los recortes están relacionados con los cambios en la gestión del grupo y su capacidad para reducir deuda a través de venta de activos', comentaban los analistas de Merrill Lynch.

En esta línea, Goldman Sachs apuntaba que, frente a las necesidades de liquidez que se enfrenta la compañía a corto plazo, 'la firma tiene activos de calidad con valor a largo plazo'. No obstante, los expertos sostienen que el valor de los activos se verá presionado porque 'existen muy pocos compradores'.