Crisis de confianza

La acción de Alcatel se hunde por las dudas sobre su solvencia

La acción de Alcatel, fabricante francés de equipos de telecomunicaciones, se desplomó ayer el 16% ante el temor de los mercados a que la calificación de solvencia de su deuda sea rebajada por las agencias hasta el nivel de los llamados bonos basura. En lo que va de año, la cotización de Alcatel ha bajado más de un 70% en el parqué parisino.

La empresa, que anunció la semana pasada un nuevo plan de reestructuración para hacer frente a la degradación de las condiciones del mercado de las telecomunicaciones, salió al paso de esos rumores al afirmar que está en condiciones de cumplir 'todas sus obligaciones financieras'. En un comunicado, Alcatel reconoce que su deuda está bajo observación con implicaciones negativas por parte de las agencias de calificación de riesgo crediticio, y que la calificación podría ser rebajada.

Alcatel añade que a 30 de junio de este año, tenía a su disposición más de 4.000 millones de euros en efectivo y que su deuda neta se ha reducido a menos de 2.000 millones.

Los vencimientos de deuda en los próximos 12 meses suman unos 200 millones y en los próximos 24 meses los pagos de reembolso de deuda representan 1.000 millones adicionales. Alcatel añade que su flujo de caja operativo fue positivo en los dos primeros trimestres y que prevé que lo sea todo el año.