Privatización

La SEPI revoca un mandato de venta al SCH por conflicto de intereses

El comité de dirección de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) decidió ayer revocar el mandato al Santander Central Hispano Investment como asesor en el proceso de privatización de la naviera Trasmediterránea, 'con el fin de evitar el conflicto de intereses que pudiera derivarse del nombramiento como consejeros del SCH de personas con intereses en esta operación de venta', según una nota del grupo público.

El holding que preside Ignacio Ruiz-Jarabo explicó que ha tomado esta decisión, que ya ha sido comunicada al banco, tras comprobar dichos nombramientos y analizar su incidencia sobre el proceso de privatización de la naviera pública.

El ex ministro de Asuntos Exteriores Abel Matutes y el empresario Juan Abelló han sido nombrados consejeros del banco y, a su vez, participan en sendas ofertas para hacerse con Trasmediterránea.

Un portavoz de SEPI manifestó la voluntad del grupo público de seguir adelante con el proceso. Actualmente hay seis ofertas vinculantes presentadas para comprar Trasmediterránea, y todas ellas han sido calificadas como solventes.

La SEPI prevé poner fin al proceso de venta de Trasmediterránea antes del 31 de julio, 10 meses después de que lo iniciara.

Seis ofertas

A pesar de que los interesados en adquirir la naviera superaron el centenar al iniciarse el proceso, sólo 10 consorcios ofrecieron una propuesta de compra no vinculante, de los que seis presentaron finalmente una oferta.

SEPI deberá elegir entre esas seis ofertas, para lo que, según las bases del proceso, valorará con 55 puntos el plan industrial -características del comprador, proyecto empresarial comprometido, mantenimiento de la plantilla-, mientras que los otros 45 puntos corresponderán al precio por acción que se ofrece.

Los consorcios liderados por Acciona y Boluda son los que se perfilan como principales candidatos a la compra de la naviera pública.