Deuda

Avánzit completa el acuerdo de reestructuración la víspera de su junta

Avánzit ha completado hoy un acuerdo con las 42 entidades financieras con las que mantiene una deuda de 222,3 millones de euros, que llevó a la matriz y a su filial de telecomunicaciones a suspender pagos a finales de mayo.

La compañía ha comunicado a la CNMV que "todas y cada una de las entidades financieras han ratificado el convenio de reestructuración" de su deuda, lo que implica "el respaldo unánime de la comunidad financiera a la operatividad del grupo".

Hace dos días, la compañía suscribió el acuerdo con la mayoría de las entidades financieras, salvo dos de ellas, que hoy han decidido adherirse y reestructurar una deuda.

El acuerdo incluye la redistribución de la deuda bancaria entre las compañías, contempla la instrumentación de la deuda en préstamos participativos sindicados que serán amortizados en un plazo de 15 años, y establece el mantenimiento y la ampliación de la financiación de cada una de las compañías del grupo.

Mañana, en la junta general, someterá a la ratificación de los accionistas la solicitud de suspensión de pagos y la del representante de la entidad en el expediente, José Fernando Martínez Blanco. Asimismo, se aprobarán las cuentas anuales, el régimen de consolidación fiscal, el nombramiento de auditores y la autorización al consejo de administración para la adquisición de acciones propias y para la venta de determinados activos.