Demografía

La población aumentó 45.003 personas el año pasado

El movimiento natural de población del ejercicio 2001 registró un crecimiento de la población de 45.003 personas, como consecuencia de los 403.859 nacimientos y las 358.856 defunciones. Mientras que los fallecimientos mantuvieron un comportamiento estable en relación a años pasados, los nacimientos superaron los 400.000, circunstancia que no ocurría en los 10 últimos años, según informa el Instituto Nacional de Estadística (INE). En el año 2000 la población aumentó 36.608 personas.

Este repunte del crecimiento natural de la población, que comenzó en 1999 (tras haber estado a punto de producirse un descenso de la población en 1998, cuando sólo creció 4.682 personas), se debe en buena parte a la llegada masiva de inmigrantes a España, con grandes cantidades de personas jóvenes y con tasas de fecundidad superiores a las de la mujer española. El INE no desglosa el número de nacimientos de madres extranjeras en 2001, pero proporciona la evolución en los tres años anteriores: en 1997 se registraron 13.545; en 1998, 14.843, y en 2000, 17.815.

Tasa de natalidad

Con estas aportaciones la tasa de natalidad (número de nacimientos por cada 1.000 habitantes) ha llegado a 10,03, cota que no se alcanzaba desde 1991 (10,17). Durante los 10 últimos años había estado por debajo de 10, si bien hace 20 años estaba en 14,12 nacidos por 1.000, y hace 25 años, en 18,78 nacidos por cada 1.000 habitantes. Hace 25 años, en 1976, el número de nacimientos llegó a 677.456, con un crecimiento vegetativo de la población de 378.449 personas.

Pese al repunte de la tasa de natalidad, se produjo un descenso en la tasa de nupcialidad a un nuevo mínimo histórico de 5,12 matrimonios por cada 1.000 habitantes. Así el número de matrimonios en 2001 fue de 206.254, 3.500 menos que en 2000. æscaron;nicamente durante los años 1996 y 1997 el número de matrimonios descendió por debajo de los 200.000, según la serie estadística del INE.

Pese a esta pequeña recuperación España sigue conservando la tasa de fecundidad, expresada en el número de hijos por mujer en edad fértil, más baja de la Unión Europea, con 1,23 hijos por mujer. Este dato de 2000 es sólo ligeramente superior al 1,20 de 1999. En los valores más modestos de Europa se encuentran también Italia, con 1,25 hijos por mujer; Grecia, 1,30, y Austria, 1,32.

Los valores más altos de la Unión se registran en Francia, con 1,89 hijos por mujer en edad fértil, como resultado de las políticas de incentivos a la natalidad de los últimos años. Le sigue Irlanda, con una tasa similar, y Luxemburgo. Hace 25 años la tasa española era de 2,8 hijos por mujer, tasa sólo superada por Irlanda. España registró la tasa mínima en 1998 con 1,16 hijos por mujer.

El mayor crecimiento vegetativo se registró en 2001 en Andalucía, Madrid y Cataluña, mientras que experimentaron fuertes descensos de población Galicia, Castilla y León y Asturias. En Andalucía el crecimiento vegetativo fue de 21.084 personas.