Irregularidades contables

Worldcom despide a su responsable financiero por un posible fraude de 3.895 millones de euros

La compañía de telecomunicaciones Worldcom ha anunciado que cambiará las cuentas de los últimos cinco trimestres tras descubrirse irregularidades por unos 3.895 millones de euros que afectan a la contabilidad de todo el ejercicio de 2001 y el primer trimestre de este año. La noticia ha sacudido los mercados asiáticos y europeos, mientras Wall Street espera una apertura también negativa. De momento, la cotización de Worldcom está en mínimos en el mercado gris, donde habría perdido un 88% de su valor.

Las irregularidades que han provocado la salida del responsable financiero, Scott Sullivan, y la renuncia del vicepresidente David Myers, fueron gastos contabilizados como inversiones de capital, que inflaron los EBITDA (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) del ejercicio 2001 y el primer trimestre de 2002, que sin esta operativa hubieran presentado pérdidas netas.

Worldcom ya había sido investigada desde marzo por el organismo regulador del mercado estadounidense, la SEC, que ha pedido a la compañía información detallada de las irregularidades. La SEC ha manifestado que el caso de Worldcom tiene unas magnitudes sin precedentes. El auditor de Worldcom es Andersen, que no se ha recuperado del escándalo contable de otra de sus firmas auditadas, la eléctrica Enron.

La compañía, inmersa en un profundo plan de reestructuración para reducir gastos, iniciaba este viernes una regulación de empleo del 20% de la plantilla, unos 17.000 puestos, en un plan destinado a ahorrar 900 millones de dólares anuales. Actualmente se encuentra negociando con entidades financieras un crédito de 5.000 millones. Si el acuerdo no prospera debido a los cambios en la contabilidad, Worldcom, que arrastra 30.000 millones de dólares de deuda, podría tener importantes dificultades financieras.

Allianz se desploma en Francfort

El primer damnificado en las bolsas europeas por el escándalo de Worldcom está siendo el grupo asegurador alemán Allianz, que posee una importante participación en la 'teleco' estadounidense, y se ha desplomado hoy en la bolsa de Fráncfort . Los títulos de Allianz han llegado a ceder más de un 9% de su valor. El grupo asegurador, que no ha manifestado cuál es el porcentaje exacto que controla de Worldcom, calificó de "exagerada" la reacción de los mercados dada la relación de la firma alemana con el grupo norteamericano.

También las acciones del banco alemán HypoVereinsbank cayeron hasta rozar el 9% esta mañana, aunque fuentes de la entidad cifraron en "menos de 10 millones de euros (9,9 millones de dólares)", su participación en WorldCom y minimizaron el impacto de la crisis sobre al entidad germana.

Por su parte, el grupo bancario holandés ABN Amro ha anunciado que ha previsto establecer una provisión máxima de 100 millones de euros en caso de quiebra de Worldcom. Un portavoz de la entidad precisó que, de momento, la provisión no se ha llevado a cabo porque "no hay que precipitarse, hay que seguir trabajando acorde con la realidad", concluyó"