Préstamo

United Airlines pide un aval federal para un crédito de 2.045 millones de euros

Las garantías federales cubrirían 1.800 millones (1.840 millones de euros) de la cantidad requerida, y entrarían en el programa que desarrolla la Junta de Estabilización del Transporte Aéreo (ATSB), una agencia creada por el Gobierno para ayudar a la industria aérea después de los atentados del 11 de septiembre pasado. "United es el candidato perfecto para el programa de ATSB", dijo el director ejecutivo de la compañía, Jack Creighton, en un comunicado. "Además de la tragedia humana, los eventos han tenido un impacto significativo en nuestros ingresos y costes", agregó Creighton.

El director ejecutivo de United señaló que la compañía afronta necesidades financieras a corto plazo derivadas del 11-S y que se agravaron por la débil recuperación de la economía estadounidense. Creighton anunció recientemente que la aerolínea se proponía acogerse al programa federal, creado el 22 de septiembre pasado y con garantías de crédito por valor de 10.000 millones de dólares (10.228 millones de euros), si antes lograba compromisos salariales con sus trabajadores.

La compañía informó la pasada semana de que consiguió acuerdos con empleados y gestores para lograr ahorros salariales por valor de 950 millones de dólares (971 millones de euros) durante un periodo de tres años. Además, la empresa redujo en 3.000 millones de dólares (3.068 millones de euros) sus previsiones de gastos de capital y recortó también sus gastos por operaciones. Las acciones de United Airlines se negociaban hoy a la baja en Wall Street, y su precio descendía 0,46 dólares para colocarse en 11,49 dólares después de la media sesión.