Tribunales

Glaxo, acusada de un fraude fiscal de miles de millones en EE UU

El laboratorio británico GlaxoSmithkline (GSK) se enfrenta a una reclamación de impuestos en Estados Unidos que podría ascender a miles de millones de dólares. Un informe publicado por la oficina tributaria estadounidense (el Internal Revenue Service o IRF) ha sacado a la luz una disputa por los impuestos de medicamentos vendidos masivamente durante la década de los noventa. La noticia causó un descenso de las acciones de Glaxo del 3,5% en el mercado londinense.

Según informó The Wall Street Journal, la Hacienda de EE UU mantiene que el primer laboratorio europeo evadió una parte significativa de los impuestos que debía pagar por seis fármacos que comercializaba entre 1989 y 1999. Entre ellos figura el Zantac, un popular medicamento indicado para la úlcera de estómago.

Según la investigación, la filial estadounidense de Glaxo pagó en exceso a la matriz en Europa en concepto de facturación por medicamentos, lo que redujo las ganancias sujetas a impuestos en EE UU. Esta práctica es conocida en el sector como fijación de precios de transferencia.

El portavoz de la empresa, Martin Sutton, negó las acusaciones y señaló que se han hecho las 'provisiones adecuadas para cualquier deuda por impuestos que pudiera surgir de alguna disputa con las autoridades tributarias'.

Ninguna de las partes espera que el juicio se celebre antes de 2005 o 2006, pero un tribunal autorizó que se tomen declaraciones previas a ex directivos de Glaxo vinculados al caso.