20-J

Sindicatos y Fomento se enfrentan por los servicios mínimos en el transporte

Cuando sólo faltan ocho días para el 20 de junio, sindicatos y Administración siguen sin ponerse de acuerdo en los servicios mínimos previstos para el día de la huelga general.

Los secretarios generales de Transportes y Comunicaciones de UGT y CC OO, José Javier Cubillo y Julián Jiménez, respectivamente, reprocharon ayer al ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, que no negocie un plan conjunto para toda la red de transporte de viajeros. En opinión de los sindicatos, la estrategia de Fomento pasa por interpretar la huelga general como un conflicto sectorial, intentando que se llegue a acuerdos parciales, por empresas (Renfe, Iberia, AENA, puertos, etc.) como estratagema para restar poder de negociación de las centrales sindicales. Para Cubillo, los transportes deben verse como un servicio global, y los sindicatos no darán por cerradas las negociaciones antes de tener una visión de conjunto de las múltiples mesas de negociación abiertas. De hecho, ambos sindicatos han remitido una carta a Cascos en la que piden una solución 'intermodal'. Hoy tienen prevista una reunión en la sede del ministerio.

Mientras tanto, ayer hicieron pública su propuesta de mínimos en el transporte, 'muy parecida' al contenido de la orden ministerial aprobada para la huelga general del 27 de enero de 1994 por el entonces ministro de Obras Públicas, José Borrell. Básicamente, se trata de la puesta en circulación de un solo servicio de ida y vuelta en ferrocarril y aviación comercial, y trenes de cercanías que oscilan entre 30 minutos y 60 minutos en horas punta. Desde Fomento, se advierte que la propuesta en transporte por carretera tiene menor cobertura que la de 1994. Renfe, por su parte, ha propuesto mínimos entre el 25% y el 50% en horas punta, rechazados por los sindicatos.

La negociación de los servicios de metro y autobuses municipales y regionales queda supeditada a lo que dicten las respectivas Administraciones autonómicas y municipales, con competencias en la materia. En Euskadi, el Gobierno de Vitoria los ha fijado en el 20% del servicio ordinario, sin pactar con los sindicatos. En Cataluña se mantiene el desacuerdo. La negociación de los servicios mínimos es difícil, incluso en otros sectores, ajenos a los transportes. Representantes de los sindicatos se levantaron ayer de la mesa en Andalucía, acusando al Gobierno regional de no acudir con una propuesta. Desde el Ejecutivo central, el vicepresidente económico, Rodrigo Rato, aseguró ayer que se fijarán servicios mínimos semejantes a los de anteriores huelgas generales.