El Experto

Worldcom será la próxima

KPNQwest ha presentado la declaración de quiebra. Ni siquiera su consolidación como compañía con la red de fibra óptica más extensa de Europa, con 25.000 kilómetros, y de haberse hecho con el 30% del tráfico de Internet en Europa, ha evitado la suspensión de pagos. La quiebra no sorprende a nadie. La compañía ya llevaba mucho tiempo en venta. Sin embargo, nadie quería asumir el alto volumen de deuda que mantenía.

Esta quiebra es un fiel reflejo de la mala situación de sector. Otras compañías, como Worldcom, su competencia estadounidense, no tardará en seguir los mismo pasos.

La causa de la bancarrota de KPNQwest se encuentra en lo altos precios de adquisición de los distintos tramos de la red de fibra óptica. La empresa incluso llegó a entrar en beneficios el año pasado, mucho antes de lo esperado. A pesar de obtener ganancias, la deuda suponía aún 18 veces el Ebitda.

Se ha especulado con la posibilidad de que algunas empresas como BT (a través de su filial Ignie) o Colt podrían comprar partes de la compañía de telecomunicaciones. Nosotros no recomendamos comprar valores con este tipo de noticias, dado los serios problemas del sector. La principal dificultad de la industria sigue siendo de demanda, lo que afecta a otras compañías rivales, como Worldcom.