Sindicatos

Amenaza de huelga en la construcción en Alemania

El sector alemán de la construcción podría secundar una huelga general, por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, si prospera la convocatoria formulada ayer por el sindicato IG Bau, que será sometida a votación entre sus 300.000 afiliados.

El presidente de IG Bau, Klaus Wiesehügel, espera contar con la mayoría necesaria del 75% de los votos para convocar paros en el sector a partir del 17 de junio.

La propuesta de recurrir a la huelga se produce después de fracasar el sábado pasado la última ronda de mediación en las negociaciones con la patronal para el convenio del sector.

IG Bau exige un aumento salarial del 4,5% para los 950.000 trabajadores del sector, mientras que la parte empresarial aspira a un convenio de larga duración, hasta marzo de 2004, con un aumento escalonado del 3%, en una primera fase, y del 2,1% a continuación.

El conflicto de la construcción sucede al de los metalúrgicos, que en mayo llevaron a cabo una huelga en Baden-Württemberg y Berlín-Brandeburgo, tras secundar los afiliados del sector, por el 90% de los votos, la llamada al paro del sindicato IG Metall. La huelga del metal se prolongó 10 días y se cerró tras el acuerdo alcanzado, que prevé un aumento escalonado del 3,37% y un convenio hasta diciembre de 2003.