Desinversión

El SCH vende a tres sociedades sus acciones de Aguas de Valencia

El Santander Central Hispano continúa capitalizando la entidad para reforzar sus recursos propios con el objetivo de prepararse para aprovechar las oportunidades bancarias que surjan tanto en Europa como en Latinoamérica. Siguiendo esta política el banco ha vendido a tres sociedades la participación que tenía en Aguas de Valencia por un 21,97% de su capital.

Según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la mayor parte ha ido a parar al Banco de Valencia, con un 10,61%, seguido de FACSA con un 6,42% y Luis Batalla, un 4,94%.

Con esta participación, el Banco de Valencia es ya titular de 375.065 acciones de Aguas de Valencia, que representan el 19,11% de su capital social. Por su parte, la sociedad anónima Luis Batalla le ha comprado al SCH, 96.986 acciones de Aguas de Valencia, que se corresponden con el 4,94% del capital social de la empresa.

Esta venta, por la que el SCH se ha embolsado 32,5 millones de euros, se enmarca dentro de la política de desinversión de la entidad financiera, que le ha llevado a deshacerse de otras participaciones como la que tenía en Dragados, Vallehermoso o Societé Generale.

Además, el SCH ha anunciado estar abierto a realizar nuevas desinversiones tanto en la inmobiliaria Urbis, vinculada a Banesto, como en Antena 3, siempre que reciba las ofertas adecuadas. Las únicas empresas participadas que el banco no pondrá en venta ya que se consideran básicas para el futuro del negocio, según la propia entidad financiera, son Banesto, Cepsa y Fenosa.

Desde principios de año el banco habría obtenido unas plusvalías cercanas a los 1.000 millones de euros a través de esta venta de participaciones que hasta este año se consideraban estratégicas. La salida de Dragados ha sido la que más le ha beneficiado, ya que le ha reportado unas plusvalías de 534 millones de euros tras la venta de ACS del 23,5% de la constructora por 900 millones. Asimismo, la venta del 1,5% de Société Générale le reportó un beneficio de 60 millones, mientras que el beneficio de Aguas de Valencia fue de 32,5 millones.

A pesar de esto, el Santander Central Hispano tendrá que asumir este trimestre unas pérdidas de 700 millones de euros por Patagon América, que ha revendido a sus antiguos propietarios.