Movimientos

El SCH revende Patagon América a Casares con una pérdida de 700 millones

El Santander Central Hispano ha puesto fin, con la venta de Patagon América, a la costosa aventura de crear un gran banco internacional exclusivamente por Internet, un proyecto por el que tendrá ahora que cargar contra la cuenta de resultados del segundo trimestre 700 millones de euros, incluidos los 616 millones de fondo de comercio pendientes de amortizar.

Patagon fue un portal financiero de ámbito exclusivamente latinoamericano que crearon el veinteañero Wenceslao Casares y sus socios en 1997 con una inversión de apenas 30.000 dólares (32.600 euros).

La aventura española de Patagon se inició en marzo del 2000, cuando Casares, un joven argentino de entonces 25 años, convenció al que era consejero delegado del Banco Santander Central Hispano, Ángel Corcóstegui, para que la entidad entrara a formar parte del proyecto.

En plena euforia de Internet, el banco español pagó por el 75% del capital de Patagon 95.000 millones de pesetas (570 millones de euros), cuando el valor contable de esta participación apenas superaba los 5.000 millones de pesetas (30 millones de euros).

La diferencia entre ambas cifras, es decir, el fondo de comercio que el Santander tiene pendiente de amortizar, se agrandó hasta los 616 millones de euros con la ampliación de capital que acometió en el otoño del año pasado para sanear las pérdidas, por importe de 274 millones de euros.

Con el acuerdo firmado ayer, por el que el Santander se queda con Patagon Europa y los promotores del portal con Patagon América, el SCH culmina la reestructuración del negocio de su banco por Internet, que se centrará en Europa.

Así, el grupo ha adquirido el 11,41% del capital social (acciones y derechos sobre acciones) de Patagon Euro, que estaba en manos de Wenceslao Casares, Guillermo Kirchner y otros accionistas minoritarios, con lo que se hace con el 100% de la compañía. Mientras que vende el 100% de Patagon América a Wenceslao Casares y Guillermo Kirchner por 9,84 millones de dólares.