Cambio en CECA

Quintás, presidente de la CECA por unanimidad

El consejo de la Confederación Española de Cajas de Ahorros aprobó ayer por unanimidad la elección de Juan Ramón Quintás, consejero y director general, como presidente de este órgano asociativo, en sustitución de Manuel Pizarro. Ha sido el propio Pizarro quien propuso al candidato, con lo que el relevo se plantea en términos de continuidad y con la idea de que Quintás culmine en los próximos ejercicios los proyectos comprometidos con las cajas.

Las sustitución se produce en un momento crucial para estas entidades, que aún esperan que se perfilen los últimos flecos de una reforma por la que claman hace años para modernizar el sector, profesionalizarlo y equipararlo a otras entidades en la capacidad de acudir a los mercados, a lo que se aspira con el desarrollo de las cuotas participativas. De hecho, la labor de presión y orientación de las medidas que finalmente configurarán la reforma es una de las labores que en los últimos meses ha ocupado más tiempo a los responsables de la CECA, con el fin de que la nueva legislación sea lo más ajustada posible a los deseos del sector.

El cambio en la presidencia sirvió ayer de pretexto para hacer balance de la actuación de la CECA en los últimos cuatro años y hacer una proyección de los retos más importantes. Entre los proyectos pendientes, los portavoces de CECA citaron ayer un plan a largo plazo para promover la internacionalización de la actividad de las cajas, tanto desde la confederación como desde el Instituto Mundial de Cajas de Ahorros.

Con este fin se creó el grupo Ceami, por el que las cajas han realizado diferentes operaciones en los mercados internacionales. En este ámbito, la CECA ha desarrollado un potente sistema para la operatoria internacional de valores a la que se ha unido casi la totalidad de las entidades.

En los últimos años, la CECA ha hecho un considerable esfuerzo de inversión y dedicación de recursos para los nuevos canales de distribución como Internet, con una plataforma tecnológica modular de servicios virtuales para las webs de las cajas que permite el desarrollo de estos canales alternativos para sus clientes con una tecnología de vanguardia y una reducción de costes significativa. Entre los proyectos realizados de los que la CECA se siente más orgullosa está la creación del proyecto de control global de riesgos para adaptarse a la nueva normativa de Basilea.

Destaca, también, el impulso dado a la obra social, el distintivo de estas entidades financieras, mediante la creación de una comisión delegada del consejo para el estudio de la obra social, que ha puesto en marcha varios programas de acciones para extender el conocimiento de esta actividad de las cajas.

En este periodo, la CECA ha resuelto también su reforma estatutaria para mejorar la capacidad representativa de la confederación y equiparar las figuras de presidentes y directores generales.

Además, en estos cuatro años ha conseguido aumentar la eficiencia interna gracias a la aplicación de un programa de reasignación de recursos, que ha hecho posible compatibilizar la ampliación del número de servicios con varias reducciones de las tarifas.