Fusiones

La Caixa alcanza un acuerdo con Dragados para fusionar Acesa y Aurea

La operación se llevará a cabo mediante la absorción de Aurea por parte de Acesa, la empresa participada por La Caixa que lanzará una Oferta Pública de Adquisición (OPA) en la proporción de 2,06 acciones de Acesa por cada una de Aurea. La Caixa tiene el 26,31% de Acesa y Dragados controla el 36,37% de Aurea.

Las empresas han asegurado en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que ha suspendido la negociación de Acesa, Aurea, Dragados e Iberpistas, que la operación no influirá en las OPA lanzadas por Aurea y Acesa para hacerse con Iberpistas.

Tampoco influirá, aseguran, en el proceso que podría emprender Acesa para constituirse en una sociedad holding matriz de un grupo de gestión de infraestructuras.

La iniciativa presentada hoy se presentará a los respectivos consejos de administración de las concesionarias de autopistas, aunque la propuesta de fusión a las juntas de accionistas "queda supeditada a lo que dictaminen las autoridades en materia de Defensa de la Competencia".

La oferta de La Caixa se ha conocido después de que Aurea y Acesa presentaran recientemente sendas OPA para adquirir a su competidora Iberpistas.

Acesa, controlada por La Caixa, que posee un por ciento de su capital, logró el pasado 9 de abril la autorización de la OPA presentada sobre Iberpistas, por la que ofreció 11 euros por título, mientras que la oferta de Aurea, de la que Dragados posee un 34 por ciento, se elevó a 13 euros por acción y fue aprobada el pasado 14 de mayo.

Pugna por Iberpistas

Acesa lanzó una OPA sobre el 93% del capital de Iberpistas el 25 de marzo. Aurea, por su parte, emitió una oferta sobre el 100% con una contraprestación de 13 euros por acción o la posibilidad de optar a un canje de de 14 acciones privilegiadas de nueva emisión de Aurea por 29 títulos de Iberpistas.

A primera vista parecía que Aurea ganaba la batalla de Iberpistas. Dragados, principal accionista de la concesionaria con el 36,2% de su capital, contemplaba un compromiso con los titulares del 51,8% del capital de Iberpistas por el que éstos se comprometían a aceptar la oferta de Aurea en la modalidad de canje de acciones y no acudir a la opa de Acesa. Un acuerdo que favorecía a Dragados, ya que le permitía ahorrarse la mitad de los 915 millones de euros que suponía la operación en caso de realizarse el pago en efectivo.

Sin embargo, la compra del 23,5% de Dragados por la ACS ha interferido en el proceso de puja provocado una oleada de reacciones en el núcleo duro de Iberpistas. La familia Godia, que controla el 23,4% de Iberpistas, y que había insinuado que podría rechazar la opa de Acesa, dijo no sentirse vinculada a los acuerdos suscritos tras el cambio de accionariado en la concesionaria participada por Dragados, aunque advirtió que podría acudir a cualquiera de las dos ofertas, incluso a la formulada por Aurea.