Comicios en Holanda

Victoria del CDA, según primeros sondeos

Los colegios electorales abrieron sus puertas hoy en Holanda, en una jornada en la que doce millones de ciudadanos elegirán a los 150 representantes de la Cámara Baja e indirectamente al primer ministro para los próximos cuatro años.

El terremoto político que causó el asesinato de Pim Fortuyn, líder ultraderechista y candidato por el LFP, y la implicación de todos los sectores sociales, auguraban a primeras horas de la mañana un alto nivel de participación, que confirmaban los primeros sondeos.

Más del 32% de los holandeses había depositado su voto en las urnas a las 15.00 (hora española), según un sondeo realizado por la empresa Interview. La participación es claramente superior a la de los comicios de 1998, ya que, en aquella cita electoral, a la misma hora, habían votado tan sólo el 28% de los ciudadanos.

Rotterdam y La Haya son las ciudades donde más cantidad de ciudadanos han acudido ya a las urnas, mientras en Amsterdam la media se sitúa todavía por debajo de la nacional. Uno de los primeros políticos en depositar su voto fue Ad Melkert, el líder de los laboristas del PVDA, el partido mayoritario ahora en la Cámara Baja y al que los sondeos adjudican una gran pérdida de votos.