Directiva

Correos mantendrá el monopolio en los envíos internacionales hasta el 2009

Así lo aseguró hoy el subsecretario del Ministerio de Fomento, Adolfo Menéndez, tras clausurar EL Foro Postal Europa-América 2002 que se celebraba desde el lunes y que casualmente coincidió con la aprobación de la última Directiva de Liberalización Postal de la UE.

Dicha Directiva establece la liberalización total del mercado postal europeo en tres fases, marcadas por la reducción paulatina de los servicios postales que los antiguos operadores postales públicos prestan aún en exclusividad para garantizar el servicio público y fechadas en los años 2003, 2006 y, finalmente, 2009, para cuando está prevista la apertura total a la competencia del mercado postal en la UE.

No obstante, la Directiva incluye una excepción a esta Liberalización que afecta a la prestación en exclusiva de envíos de cartas y postales al exterior, a la que pueden acogerse los países con importantes niveles de recepción de turistas y que les permitirá continuar prestando en monopolio este servicio.

El objetivo de esta medida es que los ingresos que Correos obtenga por la gestión de estos envíos contribuya a financiar los servicios deficitarios de correo interurbano que está obligado a prestar para garantizar el servicio público universal de correo a todo el territorio nacional.

El coste de este servicio se sufraga también, según lo establecido en la Ley de Liberalización Postal de 1998, por las aportaciones del Estado, que en 2001 ascendieron a 138,23 millones de euros, y la colaboración de los 2.000 operadores postales privados que actualmente existen en España, a través de las aportaciones que, en función de su facturación deberán realizar al Fondo de Compensación que Fomento prevé poner en marcha en breve.

La gestión de los envíos internacionales tiene un "importante peso en la actividad global de Correos y Telégrafos, dado el gran número de turistas extranjeros que cada año visitan España", según subsecretario de Fomento, que cifra entre el 8 y el 10% del total el porcentaje de envíos internacionales de salida respecto al volumen global que el operador postal público gestiona en el conjunto del año.

No obstante, se da la circunstancia de que la mayor parte de los conflictos surgidos entre Correos y los operadores postales privados desde el comienzo del proceso liberalizador en 1998 han girado en torno a la supuesta vulneración por parte de éstos del monopolio de envíos internacionales.

Según datos de Correos, los operadores privados que recogen y envían tarjetas postales en las zonas turísticas durante los meses de verano le supusieron pérdida de ingresos por importe de 12,02 millones de euros, según datos de 1999.