Competencia

La CMT aprueba la Oferta de Bucle de Abonado de Telefónica con bajadas de precio del 30%

La nueva OBA incluye, además, cambios en las condiciones de prestación del servicio de 'entrega de la señal' y en la ubicación de equipos de otros operadores en las centrales de Telefónica.

La modificación supone una revisión a la baja de más de 50 clases de servicios y precios de Telefónica, especialmente los referidos a las modalidades de alta en acceso desagregado completo, acceso compartido y acceso indirecto. Sin embargo, se mantienen lo referidos a coubicación y algunos precios en el abono mensual.

Con esta medida, la CMT espera "despejar incertidumbres y eliminar barreras" en el acceso de los competidores a las líneas de abonado de Telefónica. El regulador considera que tras quince meses de vigencia de la primera OBA, ésta "no ha dado los resultados esperados", ya que hasta el momento, según sus datos, "sólo hay una treintena de pares de cobre desagregados de un total superior a los 19 millones".

Para el regulador, la nueva OBA debe suponer una oportunidad para aquellos operadores que desean acceder de manera directa al abonado. La CMT destaca que se pretenden "salvar los muchos obstáculos" que hasta la fecha han encontrando los operadores para proveer servicios de acceso basados en tecnologías DSL.

La CMT destaca que los servicios basados en el DSL tienen un gran potencial e indica que actualmente, alrededor del 80% del mercado ADSL está en manos del grupo Telefónica, mientras que los competidores vía acceso indirecto GigADSL sólo han conseguido el 5%. El 15% restante corresponde a prestadores de servicios que operan como revendedores de otros servicios ADSL/IP de Telefónica.

Por otra parte, el regulador sostiene que para no desincentivar el despliegue de infraestructuras y mantener un adecuado nivel de competencia con los servicios ADSL de Telefónica, ha optado por mantener los precios mensuales ya establecidos para los accesos completamente desagregados (alquiler del par de cobre para prestar servicios de voz y datos) y compartidos (compartición del par de modo que el entrante puede prestar servicios de datos y Telefónica mantener el servicio telefónico). También se mantienen los márgenes entre los precios mayoristas y minoristas que la CMT había establecido previamente para los servicios ADSL.

Según los últimos datos facilitados por Telefónica de España el pasado mes de marzo, la operadora ha puesto a disposición de sus competidores un total de 3,17 millones de pares de abonado, el 72% de los solicitados por los operadores entrantes.

Los más de 3 millones de bucles disponibles corresponden a 86 centrales de Telefónica que ya han sido habilitadas para permitir la coubicación de equipos de otras compañías.