Notificación

Economía abre expediente a ACS por no comunicar la compra de Dragados

La fulgurante operación de compra del paquete de control del Santander Central Hispano (SCH) en Dragados por parte de ACS ha encallado momentáneamente en los órganos de control del Ministerio de Economía. El Servicio de Defensa de la Competencia ha abierto expediente a ACS por considerar que debía haber informado previamente de su acuerdo con el banco para adquirir el 23,5% de Dragados en manos del SCH, tal y como establece el artículo 15 de la Ley de Defensa de la Competencia. Este artículo establece que una operación de concentración de este tipo no debe llevarse a efecto 'antes de que la Administración competente decida no oponerse a la misma o la subordine a la observancia de condiciones determinadas'.

El Servicio de Defensa de la Competencia, según una comunicación oficial remitida ayer por ACS y Dragados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, habilita un plazo de 20 días, a contar desde el 22 de abril, fecha de emisión de la resolución del organismo ministerial, para que la constructora que preside Florentino Pérez efectúe la correspondiente notificación de la operación, con sus correspondientes alegaciones .

ACS se muestra confiada en que el expediente será aprobado por Competencia sin objeciones y argumenta que la no comunicación de la compra de Dragados a este organismo fue un riesgo calculado previamente por la empresa, que consideraba mucho menor al que podría haberse derivado de que trascendiera públicamente la operación. De hecho, el ya ex presidente de Dragados Santiago Foncillas no conoció la operación hasta el mismo día en que fue ejecutada, mientras otros grupos del sector seguían muy de cerca el destino de ese paquete de control del Santander en la constructora.

El grupo que preside Florentino Pérez recuerda además que Dragados sigue siendo una empresa independiente y que su nuevo presidente, Antonio García Ferrer, es un ejecutivo de 'la casa' que ha desarrollado toda su vida profesional en la constructora que hasta ahora controlaba el SCH.

Justificaciones

El secretario de Estado de Economía, José Folgado, manifestó ayer al respecto que el Ministerio de Economía está a la espera de que el grupo ACS aporte las 'justificaciones' por el posible incumplimiento de la obligación de notificar previamente la operación de compra de Dragados al SCH. Folgado, que clausuró ayer en Valencia unas jornadas sobre microcréditos organizadas por el Instituto de Crédito Oficial, insistió en que es el Servicio de Defensa de la Competencia, dependiente del Ministerio de Economía, el que debe dilucidar esa cuestión, por lo que el Gobierno no hará 'valoraciones a priori', según informa Efe. Sobre el expediente sancionador abierto por el Servicio de Defensa de la Competencia, Folgado manifestó que ahora 'es prematuro hacer juicios de valor sobre el resultado final del expediente de concentración y del sancionador'.

La CNMV, tras recibir la resolución de Competencia sobre esta operación, decidió suspender durante poco más de una hora la cotización de los dos grupos constructores. Tras reanudarse las transacciones, los títulos de Dragados y ACS acabaron la sesión con avances.

La cotización de las acciones de ACS cerró en 30 euros, tras ganar un 0,27% y mover títulos por valor de 18,5 millones. El precio máximo al que se cruzaron operaciones sobre este valor fue de 30,4 euros, en tanto que el cambio mínimo se fijó en 29,6 euros.

Por su parte, Dragados repuntó el 1,35% al final de la sesión, hasta alcanzar 16,52 euros. El precio máximo al que se cruzaron operaciones sobre este valor fue 16,52 euros, en tanto que el cambio mínimo se fijó en 15,90 euros y movió acciones por un valor total de 44 millones de euros.

Sin esperar a la resolución del Servicio de Competencia, los agentes del sector empiezan a sacar conclusiones sobre la operación de ACS y Dragados. Una eventual fusión permitiría al nuevo grupo reducir costes por importe de 70 millones de euros anuales, cifra que representaría entre un 1% y un 2% de la facturación de la actividad constructora conjunta del posible nuevo grupo, según el banco de inversiones Merrill Lynch.

Esta firma considera, según informa Europa Press, que la adquisición de ACS representa el 'primer paso de un proceso de concentración que concluirá con la fusión de ambas empresas'. La compradora ha afirmado que de momento no tiene intención de fusionarlas.

García Ferrer, el número tres de Foncillas, nuevo presidente

El nuevo consejo de administración de Dragados, controlado por ACS, ha nombrado a Antonio García Ferrer presidente ejecutivo del grupo. Ferrer ocupaba hasta ahora la dirección general de Servicios e Industria de la constructora del SCH, lo que le convertía en el número tres en el escalafón, tras el ex presidente Santiago Foncillas y Demetrio Ullastres, director general de Construcción y Concesiones. El nuevo presidente de Dragados asumió esa dirección general el pasado mes de octubre, dentro de la reorganización del organigrama de dirección impulsada por el propio Foncillas cuando éste asumió todos los poderes ejecutivos de la sociedad. Su designación como presidente por ACS se considera, por tanto, un signo claro de continuidad y confianza en el actual equipo gestor del grupo líder del sector en España. El nuevo presidente ejecutivo de Grupo Dragados (por cierto, seguidor del Barça) tiene 56 años y ha desarrollado toda su carrera profesional en Dragados, donde ingresó cuanto ultimaba la carrera de ingeniero de Caminos, en el año 1970. García Ferrer entra también en el consejo de administración de Grupo Dragados en sustitución de Jesús Ruiz Beato, que ha sido designado secretario general ejecutivo. Además, hasta el momento de la entrada de ACS, era el hombre clave dentro de la estrategia de Dragados, centrada en el proceso de asimilación del grupo holandés HBG, cuya compra cerró la empresa española la semana pasada. Foncillas había diseñado un ambicioso plan para diversificar la empresa holandesa, muy centrada en la obra civil, la edificación y el dragado. Ese programa preveía inversiones de 1.000 millones de euros hasta 2004 en diversificación y García Ferrer era el hombre para hacerlo realidad. Tras barajarse la posible venta de HBG por ACS, su designación como presidente puede indicar lo contrario.