Informática

Bill Gates defiende a Microsoft en el juicio contra monopolio

Bill Gates ha defendido a su compañía hoy lunes como testigo en el proceso abierto contra Microsoft Corp por prácticas de monopolio. Nueve estados piden sanciones contra la compañía que preside Gates, quien espera que su primera presencia en un proceso que ya dura cuatro años sirva a los jueces ¢para resolver los temas en su contra¢, ya que una sentencia desfavorable causaría grandes perjuicios al gigante de la informática, según el propio presidente.

Su testimonio escrito atacó duramente una demanda clave de los nueve estados acerca del sistema operativo Windows, el negocio central del gigante del software, de que debería ser ajustado al gusto de los fabricantes de computadoras y fabricantes rivales de programas.

Gates afirmó que de aceptarse esta propuesta, Windows retrocedería 10 años. El ejecutivo advirtió a la jueza federal estadounidense Colleen Kollar-Kotelly de que la propuesta de los nueve estados amenaza la existencia de Windows como una plataforma estable que permite a un amplio rango de computadoras y software trabajar conjuntamente, y negaría a Microsoft el incentivo de hacer continuas mejoras.

"(La idea de los estados) socavaría los tres elementos del éxito de Microsoft, causando un gran daño a Microsoft, a otras compañías que construyen sus productos sobre Microsoft y a los empresarios y consumidores que usan el software en sus computadoras personales", dijo Gates en su declaración escrita de 155 páginas.

Un tribunal federal de apelaciones respaldó en junio una decisión de una corte inferior de que Microsoft mantenía ilegalmente su monopolio Windows en los sistemas operativos de computadoras personales con tácticas que incluyeron el tratar de aplastar al navegador de Internet Netscape. Sin embargo, rechazó que la empresa fuese dividida.

Los nueve estados que aún siguen en el caso rechazaron firmar una propuesta de acuerdo del caso alcanzado entre Microsoft y el Departamento de Justicia en noviembre pasado. El acuerdo está diseñado para dar a los fabricantes de computadoras más libertad de presentar software de rivales en las computadoras personales que venden al esconder, entre otras cosas, presentaciones ya incluidas en Windows. Pero los estados disidentes, liderados por California, dicen que se necesitan medidas más severas para prevenir que Microsoft abuse de su monopolio Windows en el futuro, en particular contra las últimas tecnologías informáticas como los organizadores personales de bolsillo y la televisión interactiva.