Coyuntura

La inflación anual en la eurozona subió una décima en marzo, al 2,5%

El Indice de Precios de Consumo (IPC) interanual de la zona euro subió en marzo al 2,5%, desde el 2,4 % registrado el mes anterior, según los datos publicados hoy por la Oficina Europea de Estadísticas (Eurostat).

Este dato confirma la estimación rápida publicada el 2 de marzo. En el conjunto de la Unión Europea (UE), que incluye los países de la Eurozona más Reino Unido, Dinamarca y Suecia, la inflación interanual se mantuvo estable en marzo en el 2,3 %.

La inflación interanual de España se situó en el 3,3%, una décima por encima de la de enero, de manera que el diferencial de inflación con el resto de países de la zona euro se mantuvo en los 0,8 puntos porcentuales. En relación con los Quince, el diferencial creció en una décima, hasta 1 punto porcentual.

Los países adscritos a la moneda única que registraron las mayores tasas de inflación fueron Irlanda (5,1%), Grecia (4,4%), Holanda (4,3%) y Portugal (3,3%). España, también con una tasa del 3,3 %, continúa en el quinto lugar entre los países más inflacionistas.

Por contra, las tasas de inflación más bajas correspondieron a Luxemburgo y Austria (1,7%), Alemania (1,9%) -los únicos países de la Eurozona que consiguieron mantenerse por debajo del umbral de estabilidad de precios fijado por el BCE-, Francia (2,2 %) y Bélgica (2,5 %).

Entre los países comunitarios que están fuera de al Unión Económica y Monetaria (UEM), Reino Unido registró la tasa interanual más baja, con el 1,5%, mientras que la de Dinamarca se elevó al 2,5% y la de Suecia al 3%.

Los descensos más importantes en comparación con marzo de 2001 se dieron en Luxemburgo (del 3 al 1,7%), Portugal (del 5,1 al 3,3%) y Alemania (del 2,5 al 1,9%). Las subidas más fuertes se registraron en Suecia (del 1,7 al 3%), Reino Unido (del 1 al 1,5%) y Francia (del 1,4 al 2,2%).

El BCE advierte de que la subida del crudo no hará peligrar los objetivos de los próximos meses

Otmar Issing, economista jefe y miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo cree que la subida del precio del crudo no es "motivo de alarma" y que no hace peligrar la prevista bajada de la inflación de la eurozona en los próximos meses. Issing añadió que, en cualquier caso, el banco europeo observará de cerca la evolución del precio del petróleo. Si el encarecimiento del crudo se mantiene dentro de un orden, la inflación de la eurozona se situará en los próximos meses por debajo del 2%, tope fijado por el BCE, añadió el economista alemán. Sin embargo, Issing añadió que la inflación de abril será todavía superior. En cuanto al crecimiento económico del área, Issing considera que irá mejorando a lo largo del 2002 y que alcanzará entre el 2 y el 2,5% a finales del año.