Sexta jornada

Los sindicatos dejan de nuevo a 900.000 madrileños sin transporte

Los sindicatos CCOO, UGT y USO han incumplido de nuevo hoy los servicios mínimos dictados por la Administación en la sexta jornada de paro a la que estaban convocados cerca de 8.000 trabajadores de las empresas de autobuses urbanos, interurbanos, discrecionales, turísticos y de largo recorrido adscritas al convenio colectivo la región. Un día más, el paro ha afectado a unos 900.000 madrileños.

Las reivindicaciones que motivan la protesta consisten en un incremento salarial de 75 euros mensuales, la subida del IPC anual más un punto, la inserción de la cláusula de revisión salarial, la reducción de la jornada laboral a 35 horas semanales y la vigencia del convenio colectivo únicamente para un año.

Las dos patronales a las que afecta la convocatoria (Asintra y Fenebús) consideran "desorbitadas" las peticiones que realizan los representantes de los trabajadores y aseguran que han sido éstos los que han provocado la ruptura de las negociaciones y el desencadenamiento de las jornadas de huelga.

En las cocheras de las grandes empresas de autobuses los vehículos permanecían parados esta mañana, y los trabajadores se concentraban a la puerta de los garajes para comentar las incidencias. En principio no parece que se hayan producido hoy rotura de lunas de autobuses, como ocurrió ayer, en que se produjeron desperfectos en más de un centenar de autobuses.

55 autobuses con lunas rotas

Cincuenta y cinco autobuses de transporte público interurbano han sufrido en la madrugada de hoy rotura de lunas con motivo de la huelga convocada en el sector.

El portavoz de la patronal Asintra, Jorge Barbadillo, indicó a Efe que al "incumplimiento gravísimo" de los servicios mínimos se suman los ataques "tremendos y habituales" que sufren los autobuses interurbanos, que durante la pasada noche y la madrugada de hoy se han saldado con la rotura de 55 lunas, especialmente en las líneas que prestan servicio en municipios de las carreteras de Andalucía, Extremadura y Toledo.

Barbadillo agregó que la pasada noche también han sufrido ataques autobuses de empresas que operan en localidades de la carretera de La Coruña lo que, dijo, agrava aún más una situación que ha dado lugar hasta el momento a la apertura de 800 expedientes a otros tantos trabajadores, según datos de la patronal.

La retirada de estos expedientes fue la oferta que ayer planteó a los sindicatos el consejero de Transportes de la Comunidad, Luis Eduardo Cortés, a cambio de que éstos cumplieran hoy los servicios mínimos y desconvocaran la huelga indefinida anunciada en el sector a partir de mañana, miércoles.

Esta propuesta, que debatió Cortés con patronal y sindicatos desde las siete de la tarde de ayer hasta pasadas las dos de la madrugada de hoy, fue rechazada por los representantes de los trabajadores, que han convocado una asamblea para esta tarde en la que decidirán si la huelga se convierte en indefinida a partir de las 00 horas de hoy.

La patronal, que no ha evaluado las pérdidas económicas que está suponiendo esta huelga aunque recuerdan que cada luna rota "cuesta alrededor de 480 euros", mantiene su disponibilidad al diálogo con los sindicatos, aunque con una oferta "inflexible", según el, portavoz de Asintra.

Esta oferta, dijo Barbadillo, se basa "en mantener el poder adquisitivo de los trabajadores, con subidas salariales superiores a las de los transportes públicos de otras provincias españolas que han firmado ya sus convenios".

La oferta de la patronal recoge una subida salarial del IPC más medio punto en cuatro años y la jornada laboral de 40 horas semanales "idéntica a la de los trabajadores del transporte público del resto de España, porque Madrid no tiene por qué ser diferente", explicó a Efe Barbadillo.

El portavoz de Asintra recordó que hay zonas de la Comunidad de Madrid "especialmente perjudicadas" como el barrio de La Fortuna, de Leganés (Madrid-sur), cuyos vecinos, al no disponer de tren de Cercanías o de Metro, "se ven obligados a caminar unos 5 kilómetros para tomar un transporte alternativo al autobús, por culpa de esta situación".