Crisis argentina

Repsol recorta un 20% sus inversiones en 2002 por la crisis argentina, hasta 3.200 millones

La multinacional petrolera ha decidido recortar las inversiones previstas para el actual ejercicio, frente a los 4.000 millones previstos inicialmente, según una presentación de la compañía remitida a la CNMV.

La empresa señala que esta "fuerte reducción" de las inversiones tendrá un impacto positivo sobre el 'cash flow'. El plan estratégico 2001-2005 de la empresa situaba la cifra total de inversiones del periodo en 23.093 millones de euros, de los que 4.456 millones se desembolsaron en el pasado ejercicio.

La inversión en 2002 se destinará a gas y electricidad (430 millones de euros), refino y comercialización (200 millones), exploración y producción (150 millones) y química (20 millones).

En cuanto a las desinversiones, el objetivo de Repsol YPF es ingresar 2.500 millones de euros este año, frente a los 1.200 millones obtenidos por este concepto en 2001, gracias a la venta en el segundo semestre de parte de sus capital en la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), Enagas y en otros negocios.

MÁS INFORMACIÓN

La finalidad de la empresa presidida por Alfonso Cortina es lograr un recorte de la deuda, que se situó al cierre del ejercicio 2001 en un ratio del 40,1%. Asimismo, prevé conseguir en 2002 dos tercios de los ahorros de costes previstos para el año 2005.

Respecto a Argentina, la petrolera destaca entre las medidas adoptadas para paliar la crisis la reducción de la concentración de activos en este país, gracias a la venta de Edenor y al intercambio de activos con Petrobras, entre otros. Además, indica que el 70 % de los ingresos por exportación de crudo se abonan en dólares, pero se ven afectadas por la tasa el 20 % a la exportación impuesta por el Gobierno de Eduardo Duhalde.

A esto se suma la caída de los precios del gas en pesos, que espera que sean revisados respecto a la inflación, y la 'pesificación' de los costes de la empresa, pese a que los precios del crudo se rigen por cotizaciones internacionales.

No obstante, Repsol YPF destaca la "fortaleza" de su negocio, con una generación de 'cash flow' de cerca de 5.000 millones de euros en las condiciones "más negativas" y una mejora de los resultados de refino y comercialización.