Recuperación

La economía de EEUU creció un 1,7% en el último trimestre de 2001

La economía de Estados Unidos cerró el 2001 con más fuerza de lo que se pensaba, desprendiéndose de las repercusiones de los ataques del 11 de septiembre pese a la constante presión sobre los beneficios corporativos.

El departamento de Comercio dijo que la economía creció a una tasa anualizada revisada de 1,7 % en el cuarto trimestre del 2001, que superó el ritmo de 1,4 % reportado previamente y que contrasta con la contracción de 1,3 % registrada en el tercer trimestre. El resultado también constituye el desempeño económico más fuerte desde el cuarto trimestre del 2000. Para la totalidad del 2001, la economía creció a una tasa anualizada de 1,2 %, el más bajo ritmo desde la recesión del 1991, cuando la economía se contrajo en 0,5 %.

El informe respalda la opinión de muchos analistas de que la economía ha dejado atrás una de las más suaves recesiones económicas de la historia de Estados Unidos y ahora se encuentra en una etapa de recuperación.

Los economistas pronostican que la economía crecerá entre 4 y 5 % en el primer trimestre, ante expectativas de que los consumidores seguirán comprando productos y las compañías continuarán reponiendo sus agotados inventarios.

No obstante, los beneficios de las empresas fueron presionados en el cuarto trimestre. Los beneficios después de impuestos cayeron en 50.400 millones de dólares, superando la disminución de 34.700 millones de dólares registrada en el tercer trimestre. Es la mayor contracción trimestral desde el primer trimestre de 1998. Para el 2001, los beneficios después de impuestos disminuyeron en 15,9 %, la primera caída desde la disminución de 17,1 % de 1982, dijo el departamento de comercio. Para el cuarto trimestre, el departamento de Comercio dijo que la revisión al alza del crecimiento se debe a nuevos datos del comercio de servicios, que provocaron la revisión al alza de las exportaciones y a la baja de las importaciones.

El resto de los datos del informe estuvieron cerca de las estimaciones previas. El gasto de los consumidores, que alimenta dos tercios de la actividad económica, aumentó a una tasa anualizada de 6,1 %, impulsada por un incremento de 39,4 % en las ventas de bienes duraderos.

Las inversiones empresariales disminuyeron a un ritmo anual de 13,8 %, su cuarta contracción trimestral consecutiva. Los economistas están observando de cerca el gasto de las empresas para tratar de detectar señales de reactivación, ya que el sector condujo al resto de la economía a una recesión el año pasado.

Pero ante la disminución de los beneficios, las compañías podrían sentirse renuentes a invertir en nuevas plantas y equipos hasta que logren asegurarse de que la recuperación está bien sustentada.

Por otro lado, el informe también mostró señales de que la inflación se mantiene bajo control. El índice de precio del gasto para el consumo personal subió en el cuarto trimestre a una tasa anual de 0,8 %, ligeramente por encima de la tasa de 0,7 % reportada previamente para el período. Para todo el año, el alza fue de 1,9 %, disminuyendo desde el ritmo de 2,7 % registrado en el 2000.

Las solicitudes de subsidios de desempleo aumentan inesperadamente

El número de estadounidenses que iniciaron los trámites para recibir subsidios de desempleo aumentó más de lo previsto la semana pasada, dijo el Gobierno hoy en un informe que muestra que el mercado laboral está tratando de estabilizarse en medio de la recuperación económica. El departamento de Trabajo indicó que las solicitudes iniciales aumentaron en 18.000, a un ritmo estacionalizado de 394.000, en la semana que culminó el 23 de marzo. El total estuvo muy por encima de las expectativas de los analistas de Wall Street, quienes esperaban que la cifra se contrajera a 369.000. La cifra aumentó a su mayor nivel desde mediados de enero cuando las solicitudes iniciales alcanzaron 395.000. No obstante, los últimos números todavía permanecen por debajo del nivel clave de 400.000 que los analistas consideran es una señal de recesión. El promedio móvil de cuatro semanas, considerado una medición más confiable de la situación laboral porque elimina las fluctuaciones de semana a semana, subió a 383.500 desde 380.250. El mayor incremento en ocho semanas. El número total de trabajadores que reciben subsidios aumentó a 3,526 millones, desde 3,443 millones, en la semana que terminó el 16 de marzo, la última semana en que el dato está disponible.

La percepción de los consumidores mejora en marzo

La percepción de los consumidores de Estados Unidos alcanzó en marzo su más alto nivel desde diciembre del 2000, debido a que las perspectivas de empleo y el ambiente empresarial han mejorado desde los ataques del 11 de septiembre. El índice preliminar de la percepción de los consumidores de la Universidad de Michigan subió a 95,7 desde 90,7 en febrero. Los analistas esperaban una lectura de 95,1. Los datos solamente se divulgan directamente a los suscriptores del servicio y fueron obtenidos por Reuters hoy. El índice de las condiciones actuales, que mide la actitud de los consumidores sobre las actuales condiciones financieras, subió a 100,4 desde 87,2 en febrero. El índice de expectativas (la percepción de los consumidores sobre los próximos 12 meses), no obstante, bajó a 92,7 desde 96,2. Los economistas toman nota de los índices de confianza de los consumidores porque brinda señales de la futura dirección del gasto del consumidor, el cual alimenta dos tercios de la economía estadounidense. El gasto del consumidor ha permanecido fuerte a lo largo de la recesión, pero algunos analistas temen que la actual recuperación económica pierda fuerza ya que la economía carece de una demanda de los consumidores represada.