Transporte

La huelga de autobuses de Madrid afecta a decenas de miles de viajeros

La tercera jornada de huelga de los trabajadores del transporte de viajeros por carretera de la Comunidad de Madrid dificultó seriamente la operación salida de las vacaciones de Semana Santa en la capital.

Miles de viajeros (50.000, según algunas fuentes) se vieron afectados por estos paros, que en el caso de los autobuses fue secundado masivamente por la práctica totalidad de los 8.000 trabajadores que estaban convocados a la huelga y que, al igual que ocurrió en los paros de los días 20 y 21, no están cumpliendo siquiera los servicios mínimos. Por este incumplimiento, hasta última hora de ayer se habían abierto cerca de 2.400 expedientes a los trabajadores.

Por su parte, portavoces de las patronales del transporte de viajeros por carretera de Madrid, Fenebus y Asintra, admitieron que el seguimiento de la huelga en la jornada de ayer fue prácticamente total en las líneas de autobuses interurbanos, aunque menor en las de grandes recorridos.

Los sindicatos CC OO y UGT han anunciado la convocatoria de nuevos paros a partir del 10 de abril, con carácter indefinido, si el día 8 no se llega a un acuerdo con la patronal sobre la mejora del convenio colectivo. Además, mantienen los paros previstos para mañana y para los próximos 8 y 9 de abril.

Según los responsables regionales de transportes de CC OO, Víctor López, y de UGT, Emilio Cardero, el paro fue total tanto en las líneas interurbanas como entre las compañías que efectúan viajes de largo recorrido con conductores acogidos al convenio del transporte de la Comunidad de Madrid.

Las empresas afectadas por estos paros son Ayu Res, Continental Auto, Daibus y Sepulvedana, que cubren las líneas que unen Madrid con Cáceres, Bilbao, Valladolid, Pontevedra, Granada, Málaga, Extremadura y Levante.

Por su parte, el paro de 12 horas llevado a cabo ayer por la sección ferroviaria de la CGT fue secundado por 23 trabajadores de un total de 954 que podían verse afectados, un 2,5%.