Crisis financiera

La constructora Holzmann se declara en suspensión de pagos

Holzmann, que debe 1.600 millones de euros, argumentó su "incapacidad para hacer frente a los pagos" como motivo para la declaración de insolvencia. A las deudas de la empresa se suman los números rojos del pasado ejercicio de 240 millones de euros. Commerzbank, Dresdner Bank e HypoVereinsbank, tres de los 23 bancos acreedores, rechazaron ayer el plan de saneamiento que había sido presentado por el Deutsche Bank, también acreedor de la compañía y propietario de un 19,6% la empresa.

En un último intento por salvar a Holzmann, la entidad bancaria ofreció hoy 50 millones de euros en metálico, más una línea de créditos adicional de 10 millones de euros y la recompra de parte de sus bonos por 120 millones de euros.

El director financiero de la constructora alemana Holzmann, Johannes Ohlinger, aseguró esta mañana que la compañía se declararía insolvente hoy mismo. , ha mantenido negociaciones, durante las últimas semanas, con varias entidades de crédito para intentar conseguir mantenerse con vida.

Pese a la ayuda de 2,2 billones de euros oficiada por el canciller Schröder en 1999, Holzmann -fundada hace 150 años, y con una plantilla de 24.000 empleados en todo el mundo- no ha conseguido obtener beneficios en el muy competitivo sector alemán de la construcción.

La crisis de la constructora amenaza con convertirse en un importante lastre para Schröder de cara a las elecciones generales de Alemania en septiembre. Por su parte, representantes de los 24.000 empleados anunciaron una manifestación en el centro de Francfort para protestar contra una posible desaparición de esta empresa con 150 años de historia, que construyó dos veces el edificio parlamentario del Reichstag en Berlín.

Schröder lamenta la falta de acuerdo

El canciller alemán, Gerhard Schröder, lamentó hoy la actitud de algunos de los bancos acreedores de la constructora Philipp Holzmann. "Me habría gustado otra salida para las negociaciones con los bancos", aseguró, al tiempo que lamentó que el proceso de saneamiento de la constructora, "defendido por la mayoría de los bancos acreedores, no haya sido apoyado por tres de las entidades".

El canciller advirtió que "los gastos necesarios para el rescate no tienen comparación con los daños que puede provocar la quiebra", e instó a "utilizar todas las posibilidades de las leyes sobre suspensión de pagos para salvar el mayor número de empleos posible". Los bancos alemanes, acreedores y a la vez propietarios de Philipp Holzmann, han fracasado en su intento de ponerse de acuerdo sobre las medidas de ayuda que necesita la constructora, ya que algunos de ellos consideran que el grupo no es viable a largo plazo.

Suspenden por segunda vez en un día la cotización de las acciones

Por segunda vez en un día, la bolsa de Francfort suspendió la cotización de las acciones de la constructora alemana Holzmann, poco antes de que se declarara la suspensión de pagos. Esta mañana, también fueron interrumpidas las transacciones con cos títulos de Holzmann, altamente endeudada, durante una hora al conocerse que los bancos acreedores habían fracasado para forjar un plan de rescate de la segunda constructora de Alemania, con una plantilla de 25 empleados. Las acciones de la compañía llegaron a desplomarse un 40% en la sesión matinal hasta los 2,99 euros, pero horas más tarde se recuperaban hasta los 3,96 euros, un 18% menos que en la apertura.