Junta de accionistas

Bankinter nombra presidente a Juan Arena tras la renuncia de Jaime Botín

Fuentes oficiales de Bankinter atribuyen a motivos personales la causa de la renuncia de Jaime Botín, que posee el 0,1% de Bankinter. Botín lleva vinculado a la entidad desde su fundación en 1965 y actualmente es el vicepresidente primero del Santander Central Hispano, que preside su hermano Emilio y que, según fuentes del banco, abandonará la vicepresidencia aunque se mantendrá como miembro del consejo, ya que es propietario del 1,13% del capital. Jaime Botín dejará también su puesto como consejero.

La remodelación en la cúpula de Bankinter se produce pocas semanas después de que hicieran lo propio el SCH, BBVA, Banesto, Popular y Sabadell, con lo que en los últimos meses ha habido variaciones en las directivas de los seis mayores bancos españoles. Arena será presidente ejecutivo del banco y se mantendrá como consejero delegado de la entidad, y acaparará buena parte del poder del banco, pues por el momento Bankinter no tiene previsto nombrar a ningún vicepresidente en sustitución de Emilio Botín.

Juan Arena de la Mora ha desarrollado toda su vida profesional, desde 1970, en el Grupo Bankinter, del que ha sido sucesivamente director general desde 1985, consejero desde 1986 y consejero delegado desde 1993. Para ocupar la vacante producida con motivo de la renuncia de Jaime Botín, el consejo acordó nombrar a Alfonso Botín-Sanz de Sautuola y Naveda. Por último, y a propuesta del nuevo presidente, Juan Arena, se acordó nombrar a Jaime Botín asesor del consejo de administración de Bankinter.

Apuesta por la tecnología

En la Junta de hoy, los máximos responsables de Bankinter se ratificaron en la apuesta tecnológica emprendida por el banco, sobre todo en el ámbito de Internet, al tiempo que precisaron que frente a las desilusiones que para algunos ha provocado la llamada nueva economía, "a nosotros nos ha dado ya resultados favorables".

Así lo dijo hoy durante la Junta General de Accionistas del banco el hasta ahora presidente de la entidad, Jaime Botín, cuyo discurso abundó en referencias a Internet y a las nuevas tecnologías, cuando este asunto pasó casi inadvertido en las juntas generales de accionistas del SCH y del BBVA.

Botín -en presencia de su hermano y vicepresidente de la entidad, Emilio Botín- señaló que Bankinter "está ya cosechando los primeros frutos de la apuesta por Internet", en la que el banco gastó 61,3 millones de euros de sus resultados sólo en el 2001. Pese al esfuerzo realizado en la cuenta del banco, el beneficio de la entidad creció el año pasado un 10,57 %, hasta los 98,36 millones de euros, lo que en opinión de Botín anticipa crecimientos futuros "sumamente halagüeños" cuando "las infraestructuras de comunicación y los hábitos del público alcancen el desarrollo que es previsible".

El nuevo presidente, Juan Arena, también centró la mayor parte de su discurso en la apuesta por la innovación y aseguró que "la tecnología es condición necesaria para el desarrollo de la entidad, y esto nos obliga a invertir cualquiera que sea la valoración que los mercados concedan a la misma". El consejero delegado destacó que, pese a estas inversiones y a Ias fuertes dotaciones que tuvo que hacer para insolvencias por la nueva provisión del Banco de España, Bankinter consiguió aumentar sus beneficios en mayor porcentaje que SCH y BBVA.

También consideró un punto a favor de su entidad frente a los dos grandes bancos su "inmunidad, en alta medida, a los avatares de los riesgos industriales, de carteras de valores y al denominado riesgo-país", gracias a que su inversión crediticia se centra en el mercado doméstico.

Bankinter opta por contener el dividendo para financiar su crecimiento en vez de realizar ampliaciones

Los accionistas presentes en la Junta General, un 40,75 % del total, aprobaron todos los puntos del orden del día, así como el reparto del cuarto dividendo con cargo a los resultados del 2001, por valor de 0,2271 euros (38 pesetas), con lo que los accionistas de Bankinter habrán percibido un total de 0,8694 euros (145 pesetas). En este sentido, Botín contestó a una pregunta de un accionista sobre el hecho de que no se haya incrementado el dividendo en el 2001 respecto al 2000, pese al aumento de los beneficios, y lo justificó en que el banco precisa fondos adicionales para coberturas ante el fuerte crecimiento de la entidad. Según se recoge en la memoria del banco referida al 2001, a 31 de diciembre pasado las participaciones del Grupo Bankinter en otras empresas ascendía a 144,6 millones de euros, entre las que destacaban el 50 % de Línea Directa Aseguradora, el 6,50 % de ENCE y el 4,24 % de Sogecable. En el 2001, Bankinter incrementó en un 0,29 % su participación en Sogecable, según la memoria, en tanto que adquirió el 6,5 % de ENCE en la privatización de la papelera llevada a cabo por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).