æscaron;ltima

El comedor y la cocina, refugio de las parejas

La vida familiar de los hogares europeos del siglo XXI gira en torno del comedor y la cocina. Las mujeres encuentran su aliada en la lavadora y los hombres españoles optan por el microondas

En la Europa del siglo XXI ha surgido una nueva visión de la vida doméstica en la que las parejas comparten algunas tareas del hogar. No obstante, aún queda un largo camino por recorrer, ya que las mujeres siguen siendo las encargadas del funcionamiento de la casa y su emblema, en materia de electrodomésticos, es la lavadora. Curiosamente, los hombres españoles se involucran más en la realización de las tareas domésticas que otros europeos, pese a la imagen de igualdad de otros países.

Los varones siguen dedicados a los trabajos de reparación y mantenimiento y una de sus labores más frecuentes es tirar la basura.

El espacio de mayor relevancia para las europeas (54%) es la cocina, mientras que las españolas son las únicas que optan por el comedor (60%). Curiosamente el dormitorio sólo ocupa el 21% de las preferencias. Comedor y cocina son los lugares donde más tiempo de su vida activa comparten las parejas. La ocupación más común es ver la televisión, aunque en España charlar es importante.

Esto es, al menos, lo que se desprende del estudio New Domesticity, encargado por Whirlpool, compañía dedicada a la fabricación y distribución de grandes electrodomésticos, al sociólogo italiano Francesco Morace.

El papel de la mujer en el nuevo hogar no dista mucho del de sus madres. Continúan realizando la mayoría del trabajo doméstico. Más del 50% lleva a cabo la limpieza general, más del 60% prepara la comida diaria, el 70% limpia el baño y casi el 80% hace la colada. Para Morace, 'la lavadora es el emblema de la nueva mujer europea'.

A la mayoría de las mujeres (53,7%) les gustaría delegar tareas en su pareja, especialmente la plancha (24%) y la limpieza general. No obstante, existe aún un elevado porcentaje (el 42%) que prefieren que sus parejas no realicen este trabajo.

A los ojos de las mujeres la figura del compañero es la de un 'ayudante' con una presencia secundaria, aunque vaya ganando protagonismo en las cargas domésticas.

Además de la responsabilidad típica del hombre en lo referido a los trabajos de mantenimiento y reparación (71%), el porcentaje de labores que lleva a cabo es muy pequeño y sólo aumenta cuando se trata de tirar la basura (32%) y de dedicarse a la jardinería (20,7%) y a la administración del hogar (16%).

Los aliados de las españolas en materia de electrodomésticos son, además de la lavadora, el frigorífico, el microondas y el lavavajillas. Por contra, los hombres prefieren el refrigerador, la aspiradora y el microondas. Este aparato es especialmente popular entre los españoles.

Pese a que el informe asegura que 'la familia europea ha encontrado el equilibrio entre la tradición y el pasado al compartir la pareja algunas tareas', reconoce que 'las mujeres que trabajan fuera siguen siendo las verdaderas responsables del funcionamiento de la vida doméstica'.

En opinión de Morace, 'la familia de hoy es menos cerrada, rígida y conformista. Parejas con dobles ingresos y sin hijos (DINK, según las siglas en inglés), burgueses bohemios (BOBO) y padres solteros' -asegura- 'han contribuido a crear modelos alternativos'.