Internet

ING Direct amplía su oferta en España a hipotecas e intermediación bursátil

ING Direct está a punto de dar un nuevo paso en España. La entidad tiene previsto iniciar la comercialización de hipotecas y la intermediación bursátil para consolidar su base de clientes, que prevé situar en 500.000 a finales de año. Al mismo tiempo, seguirá apostando por la guerra del pasivo.

La filial española de ING Direct, el banco telefónico y por Internet del grupo financiero holandés, prevé acabar el presente ejercicio con un total de 500.000 clientes, un 13% más que la cartera con que contaba el banco a finales de febrero (en lo que llevamos de año, la entidad ha captado 45.000 nuevos clientes), y un 25,9% más de la clientela con la que acabó 2001 (397.000 usuarios).

Según afirmaron el presidente de la matriz, Ewald Kist, y el director general de ING Direct, Hans Verkoren, esta base de clientes será la suficiente como para permitir a la entidad llegar al punto de equilibrio a partir de septiembre y consolidarla durante el ejercicio 2003.

Según Verkoren, el promotor y creador de ING Direct, el banco directo no necesitará concentrarse en la venta cruzada para ser rentable, ya que basta con ¢una base amplia de clientes y los productos con que cuenta en la actualidad¢.

Aun así, durante este año se van a ampliar las líneas de negocio. En primer lugar, se empezarán a vender créditos con garantía hipotecaria. Para ofrecer estos préstamos, la entidad financiera ha llegado a un acuerdo con la Caja de Ahorros del Mediterráneo, que será la que suministrará las hipotecas.

Además, Verkoren anunció que ING Direct ofrecerá un servicio de intermediación bursátil. El banco holandés no realizará este servicio, ya que tiene la intención de subcontratarlo. Por ello, el director general del banco en España, César González-Bueno, está buscando posibles candidatos y negociando con ellos, según anunció Verkoren, quien prevé que este servicio entre en funcionamiento después del verano. Fuentes de la filial española no confirmaron estas previsiones. En la actualidad, las posibilidades de inversión en renta variable o mixta se limitan a tres fondos de inversión.

Lo que sí descartó el directivo es que la filial por teléfono e Internet del grupo holandés ofrezca productos como créditos al consumo o tarjetas tanto en España como en Francia. ¢En otros países como Canadá, la información sobre los clientes es más completa y se puede predecir y controlar mejor el riesgo¢, declaró el directivo holandés. En cuanto al negocio de tarjetas en España, el directivo estima que ING Direct no tendría muchas posibilidades en él, ya que presenta un grado de madurez demasiado alto.

Verkoren confirmó que ING Direct seguirá apostando fuertemente por mantener, y acentuar, si cabe, la llamada guerra del pasivo con otras entidades financieras en España. ¢Por supuesto que vamos a seguir. No vamos a permitirnos perder nuestra posición. Vamos en cabeza y ya se han retirado muchos competidores como Uno-e o Evolvebank. Y si se incorpora una nueva entidad, la barreremos con nuestras ofertas¢, afirmó Verkoren.

Actualmente, ING Direct España ofrece un depósito mensual al 8% para nuevos clientes, la tasa más alta del mercado. El banco también seguirá apoyándose sobre la comercialización de planes de pensiones, un producto en pleno auge.