Balance del último ejercicio

El aumento de los gastos financieros recorta el beneficio de Campofrío

Campofrío alcanzó en 2001 un beneficio neto consolidado de 30,4 millones de euros, lo que supone un descenso del 10% en relación a los 33,75 millones de euros de 2000.

El resultado del ejercicio atribuido a la sociedad dominante se situó en 25,7 millones de euros, lo que supone un descenso del 16% sobre 2000, por la disminución de extraordinarios y el aumento de los gastos financieros por las últimas adquisiciones. La facturación consolidada creció un 19,1%, hasta 1.513 millones de euros, y el resultado neto de explotación fue de 52,2 millones de euros, un 29,9% más.

Los resultados extraordinarios, obtenidos principalmente por la venta de activos materiales no estratégicos, bajaron un 51,3%, hasta 5,5 millones de euros (915,12 millones de pesetas).

Los gastos financieros por las compras del año 2000 -OMSA Alimentación y el Grupo Navidul- subieron un 22%, hasta 27 millones de euros (4.492,42 millones de euros), partidas estas dos últimas que influyeron en el resultado de la sociedad. El Ebitda consolidado se situó en 102,7 millones de euros (17.078 millones de pesetas), lo que supone un incremento del 20%.

Según la empresa, con estos resultados, 'Campofrío supera con éxito el comportamiento anómalo de la producción porcina registrado en 2001, que debido a la existencia de diversas patologías en la cabaña ganadera conllevó una subida de los precios en el conjunto de 2001 del 25%, en relación al año anterior'.