Empleo

Cuevas culpa al seguro de paro de forzar a las empresas a contratar inmigrantes

El presidente de la patronal, José María Cuevas, aseguró ayer que los empresarios españoles se ven forzados a recurrir a los inmigrantes para cubrir las demandas que no se cubren porque, a su juicio, el sistema de protección por desempleo desincentiva la incorporación al mercado laboral de los trabajadores españoles. El líder patronal exigió también la simplificación de los trámites burocráticos para la contratación de inmigrantes.

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) dio ayer una excusa al Gobierno para que acometa un recorte al sistema de protección por desempleo.

Según manifestó ayer, 'es un contrasentido que sigamos manteniendo una tasa de desempleo tan elevada y que, al mismo tiempo, muchas empresas estén demandando trabajadores inmigrantes', informa EP. Acto seguido, Cuevas culpó de esta paradoja al 'desajuste' provocado por 'un mal funcionamiento del sistema de protección por desempleo', mezclado con el hecho de que algunas actividades laborales ya no son atendidas por ciudadanos españoles debido a sus características.

Esto pone de manifiesto, en opinión de Cuevas, la necesidad de realizar 'ajustes' en el actual sistema de protección por desempleo, lo que debe interpretarse claramente como la necesidad de recortar o endurecer las condiciones de acceso y cobro de la prestación por desempleo para que no actúen como desincentivo de los trabajadores españoles a la hora de reincorporarse al mercado laboral.

No obstante, el dirigente de los empresarios precisó que 'no se trata de dejar en el desamparo, de reducir las prestaciones a los auténticamente desempleados, sino de darles un nuevo enfoque y mayor rigor y exigencia a la manera de entender lo que se considera desempleo'.

Según los datos aportados por el propio Cuevas, España totalizó el pasado año un 24% de la migración neta de la UE, con un flujo de seis inmigrantes por cada 1.000 habitantes, la segunda tasa más elevada de los Quince. Si bien insistió en que la situación de sobreprotección del seguro de paro, que desincentiva la cobertura de puestos que son atendidos por inmigrantes, es algo que ocurre en toda la UE. Por ello, extendió también la necesidad de reformar los sistemas de desempleo a otros Estados.

En cualquier caso, Cuevas, que intervino en un seminario sobre Necesidad de cualificación profesional de la población inmigrante hizo hincapié en que muchas ofertas de empleo en toda Europa no se cubren con ciudadanos nacionales por rechazo o falta de cualificación, por lo que subrayó que una mejor movilidad geográfica y funcional contribuiría a los ajustes que necesitan los mercados de trabajo comunitarios.

En concreto, especificó que existen áreas laborales no satisfechas por ciudadanos nacionales con empleos de baja cualificación, bien porque requieren horarios diferentes a los habituales, por su dureza y penosidad o porque son socialmente menos atractivos y citó los casos de la hostelería o la construcción.

Dicho esto, abogó porque las políticas de inmigración en la UE se aborden coordinadamente, dejando un margen de maniobra suficiente a los Estados para ajustarse a sus necesidades. Y exigió la necesidad de simplificar los trámites burocráticos en la tramitación de los permisos de trabajo y residencia para contratar inmigrantes.

Rebajar las cotizaciones tres puntos

Ayer fue día de peticiones por parte de los empresarios. Además de la reflexión de Cuevas, el vicepresidente de la CEOE y presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Arturo Gil, reclamó una rebaja generalizada de las cotizaciones de, al menos, tres puntos, tras denunciar que España tiene los impuestos al trabajo más altos de la Unión Europea, informa Efe. Gil aseguró que no ve peligro alguno para el funcionamiento de la Seguridad Social si se reducen estas cuotas tres puntos. E incluso insistió en que esa rebaja podría ser aún mayor sin poner en riesgo el sistema de protección, por la merma de ingresos que eso supondría. El vicepresidente de la CEOE instó al Gobierno a que diga lo que quiere hacer con las cotizaciones. 'Si quiere fomentar el empleo tendrá que rebajarlas. Otra cosa es' -dijo- 'que lo que quiera sea incrementar la dotación del fondo de reserva o avanzar hacia otros fines distintos a la creación de puestos de trabajo'. Gil recomendó otras fórmulas, distintas a las cotizaciones, para que el Estado recaude ingresos, como por ejemplo los impuestos indirectos.